Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

KIT-CAT CLOCK: Un gato en la pared que juega a hipnotizarte

Aquí tenemos un complemento para el hogar que todo amante de la moda vintage querrá añadir a su colección. En efecto, a más de uno os resultará familiar el diseño de este reloj de péndulo, y es que estamos ante un elemento decorativo con mucha presencia en las películas de los años dorados de Hollywood. Pero este llamativo producto no consiste únicamente en un reloj con rasgos felinos. El Kit-Cat clock incorpora un diseño de lo más hipnótico, ya que con el paso de los segundos la cola y ojos del animal se irán moviendo de un lado a otro como siguiendo el ritmo del segundero. Y es que por algo hay quienes conocen a este reloj como el del gato hipnotizador. Lo que está claro es que aquí tenemos un adorable felino que no maúlla fuera de horas. Si bien es cierto que todo el mundo ha visto este reloj increíble, pero ¿alguna vez se preguntó acerca de lo que la historia está detrás de él? Este famoso reloj empezó a fabricarse en los EE.UU. en 1932 por la compañía de relojes California Clocks. El diseñador Earl Arnault (1904-1971) nacido en un pequeño pueblo de Oregón, fue el inventor de este icónico reloj. Corría el año 1932 y el país estaba en plena Gran Depresión. Con su inconfundible diseño, moviendo acompasadamente la cola y los ojos, y con una sonrisa contagiosa, este simpático gatito alegró la vida de mucha gente durante una de las épocas más sombrías de los EE.UU. Al principio, la fabricación del Kit-Cat era en metal, pero al poco tiempo los nuevos modelos ya se fabricaban en plástico gracias al éxito que este estaba teniendo. En las décadas de los 40 y 50 el reloj tuvo una explosión de popularidad en parte debido a las películas de Hollywood y la TV. En este punto, con unas dimensiones de 40 x 26 x 10,2 cm, un peso de 50 gramos y un funcionamiento a cargo de dos baterías C, el Kit-Cat evolucionó con algunos pequeños cambios que han persistido hasta la actualidad. A partir de entonces, se convertirá en un icono americano de los años 50. Ahora, que han pasado 89 años desde su creación, el Kit-Cat se ha convertido un producto verdaderamente atemporal y es muy apreciado por coleccionistas de todo el mundo. Se dice que durante los últimos 50 años, cada 3 minutos alguien compra un reloj Kit-Cat! Sea cierto o no ese rumor, lo importante es su plena vigencia. A un precio de $60, viene además en variados colores, aunque muchos prefieren su color original, el negro, como cuando salió de fábrica. Venga ¿Quién no quisiera tenerlo? A que es una monada.


Relacionado