Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

INAH rememora los hallazgos de 2019.

CIUDAD DE MÉXICO.

Los hallazgos de un palacio maya en Yucatán y los nuevos sitios con petrograbados en Baja California fueron dos de los descubrimientos arqueológicos de 2019, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

La dependencia indicó que también se realizó el descubrimiento de un submarino de la I Guerra Mundial en aguas mexicanas, anclas del siglo XVI, un buque revolucionario y conextos inéditos para la caza prehistórica de mamuts.  

En Puebla, en la zona de  Ndachjian–Tehuacán, se halló en enero el primer templo consagrado a Xipe Tótec (‘nuestro señor el desollado’)  una deidad de suma importancia para las culturas prehispánicas del centro y el occidente del actual México, de la cual nunca se habían localizado adoratorios.

Otro descubrimiento inédito no sólo a escala mesoamericana, sino global, fue el de dos trampas para la caza de mamuts –con paredes de 1.70 m de profundidad y 25 m de diámetro– excavadas hace 15 mil años por los antiguos pobladores de la Cuenca de México. 

De este par de contextos, localizados en San Antonio Xahuento, en Tultepec, Estado de México, se continúa con la investigación. Hasta la fecha se contabilizan 824 huesos, correspondientes a 14 mamuts.

Por otra parte, en las cercanías de la comunidad de El Rosarito, en Ensenada, Baja California, se hizo el descubrimiento de 16 sitios con motivos grabados en piedras y frentes rocososo.

En cuanto a los vestigios subacuáticos, el hallazgo del submarino USS H-1 Seawolf, único submarino estadunidense que hasta ahora se ha encontrado en los litorales mexicanos. La pieza fue hallada a 15 metros de profundidad, cerca de la Isla Santa Margarita, en Baja California Sur. Según registros, el submarino navegaba de Panamá a California en 1920 y desapareció en una tormenta.

Por otra parte, en septiembre se localizó la ‘tumba de guerra’ del Cañonero Tampico, una embarcación que hace 105 años fue hundida en aguas sinaloenses, como cierre a uno de los primeros combates aeronavales en la historia de Occidente.

Un último hallazgo notable se dio a conocer el pasado 24 de diciembre; corresponde a la ciudad antigua de Kulubá, en Yucatán.

Relacionado