Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

IMPRESIÓN 3D

¿CÓMO SURGIÓ?

En 1984, cuando Charles Hull inventa el método de la estereolitografía (SLA), proceso de impresión orientado a maquetas para la prueba de prototipos antes de su fabricación en cadena. Pero pensó que sería más sencillo si pudiera fabricar el objeto directamente, creándolo capa a capa con el mismo plástico.

Así fue como Charles Hull inventó esta nueva tecnología que ha revolucionado la sociedad de manera inimaginable; con su primera pieza impresaChuckCharles-Hull-011-1024x576, una copa de plástico negro.

Desde ese momento, el mundo de la impresión 3D ha ido evolucionando poco a poco, empezando por el prototipado rápido. Esta técnica se ha ido desarrollando y creciendo en más ámbitos y con fines más ambiciosos. Hoy se puede decir que la impresión 3D nos transforma de consumidores a creadores de nuestros propios productos.

Algunos de los ámbitos en los que las impresoras 3D se han abierto paso y están tomando importancia en la actualidad son: educación, bioimpresión tridimensional, medicina reconstructiva, automovilismo, moda, aplicaciones espaciales, alimentación o construcción, entre otros.

¿QUÉ ES?

La impresora 3D es una máquina que es capaz de realizar réplicas de diseños en 3D, creando piezas o maquetas volumétricas a partir de un diseño hecho por ordenador. Surgen con la idea de convertir archivos de 2D en prototipos reales o 3D. Comúnmente se ha utilizado en el prefabricado de piezas o componentes, en sectores como la arquitectura y el diseño industrial. En la actualidad se está extendiendo su uso en la fabricación de todo tipo de objetos, modelos para vaciado, piezas complicadas, alimentos, prótesis médicas (ya que la impresión 3D permite adaptar cada pieza fabricada a las características exactas de cada paciente), etc.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENEN LAS IMPRESORAS 3D A DÍA DE HOY?

Cada vez están más presentes en nuestro alrededor y tiene más relevancia en nuestras vidas, en el ámbito de la educación tiene también gran futuro, aporta numerosas ventajas como:

  • Fomentan la creatividad y la capacidad de resolver problemas: La principal aportación es su capacidad para materializar las ideas en objetos reales.
  • Generan más participación: Las impresoras 3D convierten la experiencia del aprendizaje en un proceso mucho más participativo. Algunos centros educativos crean espacios comunes para utilizarlas en los que los estudiantes pueden explorar de manera conjunta.
  • Captan el interés de los estudiantes: La posibilidad de aprender a través de la práctica y de ver el resultado real de sus diseños hace que los estudiantes muestren más interés y se sientan más atraídos. E
  • Facilitan la tarea del docente: Las asignaturas de ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas son grandes aliadas de las impresoras 3D, ya que permiten trasladar a un escenario real conceptos que, en ocasiones, son difíciles de explicar
  • Promueven la colaboración entre diferentes materias y departamentos: Diversas experiencias han demostrado que el uso de impresoras 3D en el ámbito educativo fomenta la colaboración entre diferentes materias y especialidades y promueve el trabajo en equipo.

13238963_1050099245036289_5849478176838679016_n.jpg

 

¿CÓMO FUNCIONA ESTA TECNOLOGÍA?

El proceso de impresión tridimensional es, fundamentalmente, en ir creando un prototipo capa por capa y desde abajo hasta arriba. Para eso la máquina deposita una capa de plástico en polvo, se compacta la zona que le indica el ordenador y se vuelve a repetir el proceso colocando una capa sobre otra hasta que se completa la pieza.

3DLas más famosas impresoras tridimensionales lo que hacen es tomar un archivo .CAD en .STL, que es una versión en monocromo, o un .VRML, que es una versión a color. Los dos se realizan con el proceso anteriormente explicado, en el que se van compactando capa a capa.

 

 

 

 

GRANDES CREACIONES CON LA IMPRESORA 3D
En el ámbito de la medicina ha dado los trabajos más fascinantes y desafiante.

Actualmente ya se “imprimen” orejas o tejidos para la regeneración de la piel a base de células orgánicas de cartílago y colágeno sacadas de vacas y otros animales. Aunque más recientemente los órganos se hacen a base de células madre.

Hasta hace poco la fabricación de éste tipo de material orgánico tridimensional solo había servido como probador de drogas, a los que se les inducen enfermedades y luego se aplican los tratamientos para medir su efectividad.

azonEl primer órgano humano sería impreso durante Marzo del presente año, según declaró Vladímir Mirónov, director científico del laboratorio “3D Bioprinting Solutions”. Mirónov aclaró que se imprimiría una glándula tiroides “ es muy simple: por un lado está la entrada arterial y por el otro la salida venosa y entre ellas un tejido celular” También dijo que el reto en verdad sería mostrar que la glándula funciona en un organismo vivo.Preliminarmente se experimentará con un ratón de laboratorio, Mirónov afirma que el próximo paso apunta hacia la construcción de hígados y riñones, los tejidos que provocan la mayor tasa de mortandad a causa de su mal funcionamiento y de la falta de donantes.

LA MODA

La industria de la moda se suma a la revolución tecnológica y apuesta a la impresión 3D para la confección de prendas.

Las impresoras en 3D ofrecen auténticos retos a los diseñadores, pues los procesos de creación nada tienen que ver con los métodos convencionales. Sin embargo, les permite crear diseños arriesgados, modernos y futuristas. Aunque algunos profesionales del sector consideran que aún queda mucho camino por recorrer debido a que el polímero solo les permite desarrollar prendas con apariencia de malla, muy visuales sobre las pasarelas pero nada prácticas para nuestro día a día.Cfakepathdescargajpg_EDIIMA20170818_0497_5

No obstante, son muchos los diseñadores que están apostando por esta tecnología y ya han conseguido dar vida a creaciones sorprendentes. Por ejemplo, María Alejandra Mora-Sánchez, diseñadora estadounidense, ha desarrollado un vestido negro de corte recto de talla única, compuesto por hexágonos de poliuretano que se adapta perfectamente a cualquier figura. El diseño de Mora-Sánchez se llama Loom y el coste de su producción es de unos 60 dólares.

 

 

modelos-mostrando-la-ropa-3d-de-danit-peleg-696x371

FUTURO CON LAS IMPRESORAS 3D

Con todo lo expuesto, nos podemos plantear un futuro para la innovación que es casi de Ciencia Ficción, pero que es fascinante y sobre todo real. En muchos productos no habría necesidad de tener recambios en stock de todos los componentes, ya que sería suficiente con conectarse vía Internet con la máquina o producto estropeado, un sistema interno informaría de las piezas estropeadas, se enviarían a imprimir los diversos recambios para que el operario de turno pudiera substituirlas, con lo que el servicio sería más eficiente para el cliente porque no tendría que sufrir algunos dobles viajes a “buscar una pieza que no he traído”.

Imaginemos lo que esto puede suponer en lugares en que el acceso es difícil, o que debido a causas climátológicas o de otra naturaleza quedan aislados: si tuviesen acceso a impresoras 3D de diferentes tamaños, podrían fabricarse productos que necesitasen para su día a día o para reparar los desperfectos ocasionados. O en instalaciones industriales en medio de la selva o del océano.

En un futuro se podría llegar a la situación de que nos escaneen tridimensionalmente, y ese archivo quedaría grabado en una tarjeta con nuestro historial clínico. Así, cuando se nos estropearan una muela por una caries, el odontólogo imprimiría la réplica “idéntica” a la natural. Esto sería aplicable a fracturas de huesos o enfermedades que inutilicen órganos como el hígado o el riñón.

En definitiva, esta tecnología supone una oportunidad increíble para las mentes innovadoras, que podrán crear nuevos productos, procesos o servicios con el único límite de su imaginación.

Relacionado