Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Iluminador, glamour y luz a tu maquillaje

¿Quieres lucir un maquillaje de revista? Hoy te hablaré sobre el iluminador, un producto que le da un toque especial a nuestro maquillaje, sobre todo cuando el rostro se ve apagado por los signos de cansancio y estrés. El iluminador se encarga de aportar luz a las zonas de sombra del rostro para realzar los rasgos y lucir una piel luminosa y fresca.

Y aunque este producto le da vitalidad a la cara y ayuda a disimular las muestras de agotamiento, hay que aclarar que no es una base, ni corrector de ojeras, manchas, ni granitos. Si lo aplicas sobres ellos harás que se hagan más visibles.

¿Dónde aplicarlo?

Lo más importante es saber en qué zonas debemos aplicarlo para obtener el resultado que queremos:

  • Centro de la frente
  • Extremos de los ojos
  • Parte alta de los pómulos
  • Sutilmente en la barbilla.
  • V de los labios

Se recomienda que si es primera vez que vas a usar iluminador, optes por elegir uno blanco o transparente con brillos delicados, comienza con una ligera aplicación, poco a poco puedes ir añadiendo hasta que te adaptes y logres el resultado que deseas.  

Puedes elegir entre la gran variedad de tipos, texturas y colores, los hay en polvo, crema, líquido o en lápiz, cada uno produce un efecto diferente.

Iluminador de polvo: para lucir un acabado duradero e intenso. Ideal para piel grasa. Puedes aplicarlo en los pómulos, arco de la ceja y el tabique nasal cuando tu maquillaje esté terminado. Utiliza una brocha suelta o tus propios dedos.

Iluminadores líquidos: si eres de piel seca este tipo de iluminador es para ti. Al ser de una textura líquida y cremosa les encantará la sensación hidratante que aporta.

Iluminadores en crema: Su uso es un poco limitado por su textura cremosa mucho más compacta que los anteriores. Efecto natural en pieles normales, mixtas o secas. Perfecto para el día.

Después de conocer estos tres tipos de iluminadores, escoge un color con un tono parecido a tu piel y recuerda no te excedas en la cantidad que uses.

  • Los dorados recomendados para pieles morenas.
  • Perlado o rosa, un tono narcanado para la piel clara.
  • Si buscas un brillo más cálido prueba un color rosa pálido.

¡Espero sigas estos consejitos y puedas lucir un maquillaje radiante!

Relacionado