Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

HISTORIA DEL EMPRENDEDOR: MARGOR BRAND

Hoy en una nueva edición de Historia del Emprendedor vas a conocer a Margot Brand, una marca mayorista de indumentaria femenina, pero super accesible en cuanto a precios para todos los bolsillos. Ademas que cuando empezas a ver la tienda online te queres comprar todo!

Margot Brand tiene ropa femenina para TODAS, las prendas hermosas, muy cancheras y con un estilo entre clásico y urbano, pero con mucha onda. Si buscas prendas de tendencia, aca las encontras seguro. Aparte hay mucha variedad para todos los gustos. Y si queres conocer a Sasha, su dueña, y las historia que es muy inspiradora, seguí leyendo!

¡HOLA!

Hola! Mi nombre es Sasha Dabbah, tengo 24 años y soy una co-fundadora de Margot Brand.
Desde que tengo uso de razón me intereso por la moda y su proceso de construcción, es algo que estaba segura que estaría ligado con mi futuro.


Nací dentro de una familia que estuvo relacionada con la indumentaria siempre. Mi papa fue uno de los pioneros en Flores, junto con sus hermanos fueron los primeros en abrir una fábrica y un local de tejidos en ese barrio que en aquel entonces no era nada que ver a lo que es hoy. Mi mama, fanática de la moda, conservo en mi casa revistas extranjeras de hace años que ella adquiría cuando viajaba. Tengo un hermano mayor que, siguiendo con la empresa familiar, tiene hace ya unos años un local de indumentaria masculina mayorista también en el barrio de Flores. Y despues vengo yo, que al terminar la secundaria no sabia que era lo que quería hacer, estaba en dudas.. Diseño de Imagen Audiovisual o Diseño de Indumentaria. Me incline mas por la primera opción y eso fue lo que estudie durante un tiempo, no termine la carrera y me puse a trabajar.


Al principio me uní a mi hermano, trabaje con el recibiendo proveedores, atendiendo a clientes, y participando de las reuniones en donde se mostraban las telas que se usarían para las temporadas siguientes.


Cuando creí que mi ciclo ahí estaba cumplido, le propuse a mi papa, que en aquel momento era fabricante de ropa clásica de hombre, trabajar con el para darle una lavada de cara al local que ya tenia y empezar a fabricar ropa masculina, pero moderna. El aceptó y así es como arranco mi proyecto en la indumentaria. Reformamos el local, empezamos a fabricar ropa de hombre y me hice de mis primeros clientes.


Fue una época de muchos errores, aunque por fortuna también de mucho aprendizaje: aprendí a tratar con empleados, clientes y proveedores con tan solo 21 anos (algo nada fácil siendo una mujer tan chica). Aprendí el manejo del sistema de computadora, que para fabricar algo antes tengo que analizar a que tipo de gente me estoy dirigiendo, que es mejor hacer poquito y despacio, que mucho y muy rápido; aprendí que solo es posible trabajar si se hace en equipo, y aprendí a delegar. En fin, podría escribir una biblia con todos mis errores y aprendizajes.


Cuando sentí que también ahí mi ciclo había llegado a su fin le propuse a mi papa, que era mi espalda económica, fabricar ropa de mujer, era lo que yo mas deseaba. Fueron meses de charla hasta que nos decidimos por darle para adelante.


Así fue como empece a fabricar ropa de mujer, al principio copiaba los moldes de mi propia ropa, les cambiaba algún que otro detalle pero con mucha cautela ya que no quería fallar en nada! Paso un año y medio hasta que, con mucho esfuerzo y dedicación, la marca fue creciendo y fue cuando decidimos dar el paso junto con mi hermano, que recién había terminado la secundaria, de abrir un local en Flores, pero en una zona mucho mas comercial que la que yo me encontraba en aquel entonces.


El se dedicaría a la parte contable y el mantenimiento del local y yo me haría cargo del  departamento de producción y marketing. Así es como mas adelante viajamos a buscar nuestra primera colección a Londres y España. Paulatinamente luego de eso fuimos creciendo en todos los aspectos, personales y laborales.

Hoy después de tres anos me da mucho orgullo ver como crecio tanto el local, recibir el afecto y el cariño mediante los mensajes que recibimos diaramente de los clientes, que ya son amigos de la casa. Ser parte de su éxito, que en efecto es el nuestro también.

Para quienes lean esto sepan que nada es fácil, que cada uno tiene sus propios obstáculos y miedos en la vida, pero nada vale mas la pena que tirarse a la pileta e ir por lo que uno mas anhela.


Nunca es tarde para empezar.
Con cariño, Sasha Margot Dabbah.

Espero que te haya gustado esta nueva historia, y si queres conocer mas de Margot te dejo sus redes y tienda online.

Tienda Online: https://www.margotbrand.com.ar/

Instagram: https://www.instagram.com/margotbrand.shop/?hl=es-la

Gracias por leer!

Noelí.

Relacionado