Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Historia de las pestañas (3a. parte)

Desde la aparición del ser humano en la tierra hasta el día de hoy, todo ha evolucionado. Hemos sido capaces de transformar nuestro entorno para sentirnos más seguros y tener ciertas comodidades.

El ser humano se ha extendido en, prácticamente, todos los rincones del mundo. Casi no existen lugares deshabitados, lugares por donde el hombre no haya pasado y dejado huella.

El tema de la belleza no ha sido la excepción. Hay mucho de que hablar y explorar. Se pude hablar del tema desde varios puntos de vista, como el religioso, político, estético, entre otros. El maquillaje ha estado presente en la historia casi desde que el ser humano hizo sus primeras apariciones.

Y, por supuesto, en el área de las pestañas también han habido cambios.

Siglo XX

Es así que llegamos a comienzos del Siglo XX, en 1902. Fue en aquel entonces cuando el famoso peluquero brintánico Karl Nessler patentó en Reino Unido un método innovador para tejer pestañas y cejas artificiales; para 1903, ya estaban sus productos a la venta en su salón de Londres.

Mientras tanto, en los Estados Unidos, la patente para las pestañas falsas fue otrogada a la canadiense Anna Taylor en 1911. Solamente algunas personas utilizaban estos adminículos novedosos, y bastante atrevidos, para la época por lo que el éxito no fue el esperado.

Fue hasta 1916 que, gracias a la cultura popular, se comenzó a fomentar el uso de las pestañas falsas. Resulta que el director de cine D. W. Griffith estaba trabajando en us película Intolerance y quería que la actriz principal, Seena Owen, tuviera las pestañas largas para destacar sus ojos. La solución fue utilizar pestañas postizas hechas de cabello humano tejido a través de una gasa fina.

Conforme se fueron mejorando las técnicas, las pestañas postizas se hicieron cada vez más populares entre el público. En la década de 1930 y de 1960 fue cuando más auge tuvieron, dando en esta última década paso a diseños más avanzados, como pestañas en grupos que se utilizaban para espesar áreas específicas de la pestaña. Destacamos el estilo en la década de 1960 que tenía un toque de exageración muy bien representado por la actriz inglesa Twiggy.

El siglo XXI

Empezamos a ver los métodos más avanzados de extensión de pestañas. A diferencia de las pestañas postizas del pasado, las modernas son mucho más precisas.

Las extensiones de pestañas como las conocemos hoy en día se desarrollaron entre Japón y Corea a principios de 2000 (basado en las técnicas más antiguas) y rápidamente se exportaron a occidente donde alcanzaron un uso generalizado en 2004. Este método se ha popularizado por el uso que le han dado celebridades y actrices famosas, lo que ha originado un aumento de popularidad en los últimos años.

Las extensiones de pestañas modernas se componen de pelos únicos unidos a las pestañas naturales con un adhesivo de grado médico. Estas extensiones se encuentran en una amplia variedad de estilos, colores y materiales. Las pestañas modernas son ligeras, cómodas y muy superiores a los métodos más antiguos que hemos visto en el pasado.

La moda, indudablemente, va evolucionando; y ver de cerca este fenómeno (y ser parte de él) es realmente fascinante. ¿Hasta dónde vamos a llegar? Hasta que la imaginación y la creatividad se agoten.

Relacionado