Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Hasta que el karma os separe

La verdad es que no soy muy fan de las bodas, me parecen un derroche. Tampoco las odio, hay algunas que da gusto verlas, como la de Priyanka Chopra y Nick Jonas o la de Meghan Trainor y Daryl Sabara. Ellos si pueden despilfarrar el money.

Es más, mi peli favorita es Kill Bill. ¿O sea…? Lo que sí odio, bueno odiar no que es una palabra muy fea, no me gusta, más bien me aborrece, lo detesto, lo repudio, me parece abominable, es “la mesa de l@s solter@s”. ¿Por qué? ¿Tienen una enfermedad contagiosa o algo? ¿La terrible epidemia de la soltería?

En serio, novios contadme el por qué. ¿Lo hacéis para sentiros mejor? Una vez oí que era para que “se relacionasen entre ellos”. ¿A caso los solteros tienen autismo? ¡A no! Perdón. Hablan el mismo idioma ¿no? El solteñol.

Supongo que es porque se reparten las mesas por categorías: la familia de él, la de ella, los amigos del trabajo de él, los de ella, los de la uni… Y luego ya por afecto o, más bien, desafecto: los solteros. ¡Da igual que sea colega del trabajo! Está soltero y eso le posiciona en un eslabón inferior: la mesa de los solteros. No he visto nada más denigrante desde del anuncio de “Adopta a un tio”.

No os riáis, es un tema muy serio, hay en bodas que hasta les ponen un San Antonio. Para los que no fuisteis a misa, San Antonio es el patrón de los que buscan amor: el cuarzo rosa de los santos. Aunque personalmente tengo que decir que para encontrar novio a mí me fue mejor San Cucufato, le ate los cojones y… ¡voilá!

Total, que si en la despedida no hicisteis diferencias, no las hagáis en la boda. Como persona que ha estado durante muchos años soltera hago este referéndum con la misión de abortar de una vez por todas “la mesa de l@s solter@s”. No es divertido hacer bailes de “cada oveja con su pareja”, ni regalar chapas obscenas. El dicho “de una boda sale otra” no va por ellos. Por favor…

boda, wedding, bridemaid

Relacionado