Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Grand Cru, la joya de Glenfiddich

La afamada destilería brinda una deliciosa expresión de oficio y carácter en un whisky que fusiona los mejores sabores de Escocia y Francia para desafiar lo convencional

Glenfiddich presenta en México su Grand Cru Single Malt, resultado de una maduración de 23 años, con el acento de barricas de roble francés cuvée. En nariz encontramos notas delicadas de flor del manzano, limón confitado y pan recién horneado. En boca, relucen los sabores delicados pero consistentes de vainilla, brioche, sorbete de pera y uva blanca; resaltando un final largo y opulento que brinda una experiencia única a los amantes del whisky que buscan la aventura sensorial.

“Una vez más rompimos las reglas de lo establecido. Esta colaboración inusual presentó una oportunidad emocionante para crear un líquido que refuerza aún más nuestro espíritu de experimentación. Este es el único Glenfiddich Single Malt que se somete a un excepcional acabado en barricas de cuvée francesas que alguna vez contenían el líquido que se convierte en algunos de los vinos espumosos más extraordinarios del mundo”, dice Brian Kinsman, Malt Master de Glenfiddich.
Añade: “Experimentamos para encontrar los tiempos óptimos de maduración y acabado, y seleccionamos a mano el equilibrio adecuado de barricas Glenfiddich de 23 años de nuestra colección única de maltas viejas. Combinando lo mejor de ambos mundos, el líquido final es exquisito y un tributo especial a cada barril de cuvée individual en el que se terminaron las maltas”.

“Glenfiddich Grand Cru es un whisky que fusiona los mejores sabores de Escocia y Francia para desafiar lo convencional y convertirse en el aliado perfecto para celebrar momentos únicos”

Brian Kinsman, Malt Master de Glenfiddich

Por su parte, Christiano Protti, embajador de Glenfiddich en México, advierte: “Este nuevo whisky es el resultado de la pasión por crear líquidos exquisitos y desafiantes. Los buenos vinos espumosos se han establecido desde hace mucho tiempo como la bebida para festejar. Sin embargo, queríamos ir más allá creando una expresión que jugará con este líquido de celebración, pero que aportará la sustancia y suavidad del Single Malt. El resultado es Grand Cru, un whisky que lleva el sello de calidad e innovación asociado con la marca y que al mismo tiempo es un verdadero testimonio de nuestro innato espíritu inconformista”.

Resalta su elegante botella de vidrio negro con su estampado Grand Cru y su cierre dorado en una suntuosa caja negra con brillante diseño de fuegos artificiales dorados.

http://www.glenfiddich.com

Relacionado