Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

GRACE CODDINGTON, LA MENTE CREATIVA DETRÁS DE VOGUE

Pese a su perfil discreto, no podríamos entender Vogue sin Grace Coddignton directora creativa de Vogue US. Sus trabajos casi teatrales han decorado por años las páginas de la que es la revista de moda más importante.

La carrera editorial de Grace inició en el año 1968 luego de un accidente que trunco su carrera como modelo. Después del trágico evento la inglesa toma una decisión que cambiaría su vida: ingresa a Vogue UK como estilista jr. Desde un inicio su creatividad se hizo evidente, fotógrafos, modelos y compañeros reconocían su capacidad inventiva, colaboró en la revista por 19 años y decidió abandonarla por la dirección de diseño en Calvin Klein, después de un año, su excompañera Anne Wintour, quien se había convertido en directora de Vogue US la suma a su equipo.

Esa decisión nos regaló a uno de los mejores dúos en la moda, Coddington y Wintour son el balance perfecto, la capacidad editorial de Anne y la imaginación de Grace son un choque de acuerdos y desacuerdos que han llevado a Vogue a convertirse en lo que hoy es.

El trabajo de Coddington ha sido silencioso, una narradora de historias que no necesita más que mostrarnos sus fotografías para revelarnos el contenido de su corazón soñador.

Se ha alejado del espectáculo y ha centrado su profesión en mirar, inspirarse y crear imágenes capaces de llevarnos a cuentos surrealistas. Peleada con la perfección, busca en sus creaciones mostrarnos mundos que algunos calificarían tenebrosos y desagradables.

Luego de 30 años decidió dejar su trabajo fijo en Vogue, parte de lo que la llevo a tomar la elección de alejarse del mundo editorial fue la digitalización de las revistas.

“Uno de los aspectos de mi trabajo que más me interesan es darle a la gente algo con lo que soñar, igual que soñaba yo de pequeña mirando fotografías. Todavía tejo sueños y me inspiro en todo lo que puedo, buscando la parte romántica del mundo real, no digital”

Grace es una narradora de historias, una de las stylist más importantes de la historia, su trabajo nos ha enseñado una industria alejada del glamur y vacío que la han caracterizado. Sus desencuentros con su compañera y amiga Anne Wintour han abierto un horizonte para interpretar el vestido como expresión de lo que somos.

Coddington se apropió del vestido, lo hizo suyo y compartió con el mundo historias fantásticas que seguirán vigentes después de años por lo que son: arte hecho con prendas. 

Relacionado