Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Futureman

El Hombre del futuro llevaba un reloj que contaba sus pasos y las calorías quemadas; que se conectaba con la pequeña central termonuclear que guardaba en su bolsillo.

Viajaba vestido a la última moda, montado en un caballo eléctrico. Para trayectos largos se dejaba engullir por ballenas de tierra y viajaba en su estómago. Respiraba aire depurado con filtros de oro, con sabor a menta.

Futureman: políglota de la jerigonza, tiene acceso a créditos a muy bajo rendimiento, intereses casi regalados, dispuestos para cualquier capricho.

El hombre del futuro is free, pot pensar el que vulgui pero con moderación y corrección.

Que reclame lo permitido, que sea de todos el mejor futuro precocinado.

Onegin

LaRataGris

Relacionado