Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Flapper

En pleno apogeo de los años 20′ s en Estados Unidos surge un nuevo desafío al ideal de belleza establecido, el reciente arquetipo era una mujer más desinhibida que ha dejado atrás el uso de corset y que lleva looks más andróginos. Así surgen las llamadas flapper, mujeres rebeldes que buscan dejar atrás las reglas establecidas en cuanto a moda se refería.

1925: Louise Brooks standing by the stairway.

El termino británico flapper hacía referencia a las mujeres que tenían una apariencia de adolescente. También esta expresión fue relacionada aquellas mujeres que desafiaban el convencionalismo social ya sea bebiendo, fumando, bailando, conduciendo o con sus guardarropas, donde se encontraban prendas que eran contrarios a los cánones de la época.

Las actrices como iconos de belleza de aquella época eran Clara Bow, Louise Brooks, Nancy Cunard, Tallulah Bankhead, Colleen Moore, Joséphine Baker, Tamara de Lempicka, Zelda Fitzgerald y la reconocida Marlene Dietrich . Todas ellas marcaron el prototipo de mujer flapper, una mujer con corte bob, con vestuario más ligeros y que fueran cómodos para la mujer trabajadora, incluso algunas vestían prendas que hasta entonces eran “masculinas”, como los pantalones.

The Great Gatsby

Christina Ricci en el papel de Zelda Fitzgerald.

Este icónico estilo también se ha llevado a la pantalla grande en películas como: The Great Gatsby de 1974 dirigida por Jack Clayton y su homónima de 2013 dirigida por Baz Luhrman. Una adaptación fílmica de la novela del mismo nombre de F. Scott Fitzgerald publicada en 1925.O también la película, Z: The Beginning of Everything, la historia de Zelda Fitzgerald, como icono del jazz. Y otras cintas más, que han exaltado los looks de esa época.

Los maquillajes eran escandalosos y llamativos ya que las mujeres le pierden el miedo al qué dirán, es así como los rostros de las mujeres empiezan a verse cargados y dramáticos, modificando sus rasgos a través del maquillaje. El maquillaje era usado como provocador y se combinaba con su actitud rebelde, los ojos remarcados que daban un aire melancólico o triste, esto inspirado en las actrices de teatro. Cejas súper finas o depiladas, la palidez del rostro se mantiene y unos labios intensos remarcados en forma de corazón que los hacían ver más pequeños de lo que eran.

Louise Brooks con su icónico ‘Dutch bob’.

También se popularizo el corte garçonne o corte bob que lucían las flappers; cortes por encima de los hombros a la altura de las orejas. Este corte se hizo famoso gracias a una bailarina llamada Irene Castle, quien se cortó el pelo en este estilo y marco tendencia entre las flappers. Estos peinados iban acompañados de accesoros como las bandanas, gorros o sombreros cloche, diademas, turbantes, plumas y pasadores.

La flappers marcaron la historia tanto con su estilo, así como con su actitud, estas mujeres buscaban reivindicarse, luego de la Primera Guerra Mundial muchas mujeres dejaron de lado la labor de amas de casas para pasar a trabajar en fábricas, oficinas o incluso a hacer trabajos que en aquel momento se les atribuía solo a los hombres. Por lo que se hizo necesario otras vestimentas para realizar estas tareas, pero también las mujeres empiezan a “revelarse” mientras se divertían en su tiempo de ocio.

Se revelaron dejando de usar el corset, usando prendas más sueltas al cuerpo y faldas más cortas (vistas como vulgares para aquella época), con sus cortes de pelo y los maquillajes dramáticos y claro con el uso del pantalón una prenda que hasta ese momento era usada por hombres. Y por tener un comportamiento “desinhibo”, es decir que se revelaban por disfrutar de la vida, si salían a bailar, escuchaban jazz, conducían o bebían eran catalogadas como rebeldes. Las mujeres también tienen derecho a divertirse, sin estar bajo el yugo opresor de los estándares de la sociedad, la religión o el marido. Fueron tildadas de prostitutas cuando fueron y serán trasgresoras de la moda.

Relacionado