Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Fintech: qué es, cómo funciona y para qué sirve [Ejemplos]

El término ”fintech”, que es la contracción de las palabras finance y technology, se refiere a la tendencia de implementar avanzadas tecnologías digitales para optimizar las actividades de la industria financiera. 

Para hacernos una idea del impacto de esta tendencia en América Latina, en Brasil hay unas 498 compañías especializadas exclusivamente en tecnologías financieras, en México unas 249, en Colombia 128, en Argentina 118 y en Chile 82. Esto según el Latam Fintech Report 2020.

En lo que refiere es fundamental manejar lo que es fintech, para qué sirve y cómo funciona, pues donde sea que se intenten mejorar los procesos financieros en las empresas a través de tecnologías digitales, lo cual juegan un rol participativo importante en el compliance respectivo de cada organización.

Antes de adentrarnos en el tema, comencemos por lo básico: qué es fintech.

¿Qué es “fintech”?

El significado de fintech se relaciona al conjunto de empresas y servicios financieros que  transforman el uso de la tecnología informática en pro de revolucionar la forma en que se presta y entienden los servicios administrativos y financieros.

Sin embargo, la participación de la fintech no se limita únicamente a la industria financiera per se, sino que el propósito de la tecnología financiera consiste en mejorar y ofrecer nuevas oportunidades a las formas en que las pequeñas, medianas y grandes empresas de distintas industrias aplican y gestionan sus propias finanzas.

Para qué sirve

Entendiendo lo que es fintech, se puede decir que entre los principales propósitos de las ”tecnologías financieras“ es añadir valor a los servicios financieros actuales, así como generar soluciones prácticas a través de la ”innovación tecnológica” a las actividades administrativas, contables y económicas de las empresas, revolucionando así los procesos financieros tradicionales. 

Entonces, ¿para qué sirve la fintech? En términos generales sirve para: 

  • Agilizar los procesos de pagos, transacciones y banca online.
  • Desarrollo de la infraestructura para los servicios financieros a través de data sciencebig databusiness intelligenceblockchain, entre otros.
  • Mejorar la ciberseguridad y el desarrollo de sistemas para la seguridad en las bases de datos.
  • Gestionar los activos digitales, las criptomonedas y mejorar la política monetaria alternativa.
  • Gestionar de forma automatizada los procesos financieros online.
  • Llevar a cabo actividades de crowdfunding (financiación colectiva).

Las soluciones fintech pueden surgir de acuerdo a las necesidades del mercado. De hecho, de acuerdo con el Global Covid-19 Fintech Market Rapid Assessment Study, frente a la pandemia por covid-19 el 60% de las empresas en tecnología financiera lanzaron productos o servicios alternativos. Siendo los más prevalentes: el aumento de canales para pagos adicionales (38%), el aumento de servicios no financieros de valor agregado (35%), así como las campañas de financiación específicas de covid-19 (35%).

¿Cómo funciona la fintech?

Entender cómo funciona la fintech parte de verla como una metodología digital enfocada en el cliente. Por lo tanto, los servicios y productos digitales financieros se caracterizan por su simpleza, innovación y el valor añadido estratégico para satisfacer al usuario final, democratizando el acceso a estos servicios para todo tipo de players (consumidores, empresarios, inversores, administradores, abogados etc), ya que mejora las condiciones en las que se utilizan o se ofrecen los productos financieros.

Por lo tanto, en cuanto al funcionamiento de la fintech este se basa en llevar todos aquellos procesos de la banca, administración, contabilidad y economía a las personas de una forma más amigable y práctica, con ayuda de herramientas digitales accesibles como apps móviles, plataformas webs, software especializados, entre otros recursos.

De esta manera, las empresas logran cubrir sus necesidades en cuanto a la gestión y transacción financiera, al mismo tiempo en que satisfacen las demandas del consumidor en cuanto a agilidad y transparencia.

¿Tipos de empresas Fintech?

Las empresas Fintech son empresas que intermedian en todos los ámbitos del mundo de las finanzas actuando como brokers, como mediadores de pago, como emisores y receptores de transferencias o como asesores financieros. Vamos a ver qué tipos de empresas Fintech existen y en qué áreas actúan.

1.- Financiación de particulares y empresas:

Aquí tenemos, por ejemplo, a las empresas de Crowdlending, que son empresas que ponen en contacto a los pequeños inversores con los solicitantes de financiación a través de su web y que los acompañan, analizan, aconsejan, les ayudan a tomar sus decisiones de inversión y que se encarga de cobrar las cuotas al prestamista y de ingresar al inversor los intereses y el principal de los préstamos en los que invierte.

2.- Transferencia de fondos

Antes tenían el monopolio los bancos y por eso cobraban grandes comisiones por transferir el dinero, ahora han surgido multitud de empresas que hacen transferencias a precios muy económicos.

3.- Asesoramiento financiero y en inversiones:

Antiguamente los Bancos también controlaban este sector del asesoramiento, pero a raíz de la aparición de internet y del desarrollo de las nuevas tecnologías de la comunicación, han ido apareciendo empresas Fintech que han ido ocupando este sector del asesoramiento y ahora son muchos los inversores que acuden a ellos antes de realizar sus inversiones para estar bien asesorados y que no les cueste un riñón dicho asesoramiento.

4.- Pagos y cobros a través de Smartphone y dispositivos móviles:

Ya hay un montón de empresas Fintech que te permiten usar tu móvil o tableta para poder pagar tus compras, van incluso por delante de la banca tradicional, son líderes en este sector y no paran de crecer el número de comercios y plataformas que te permiten utilizar este medio de pago ágil y novedoso.

Ejemplos de empresas fintech

Para poder entender completamente lo que son las tecnologías financieras y cómo estos servicios se aplican en el funcionamiento de los pequeños y grandes negocios, veamos 5 ejemplos de fintech en Latinoamérica: 

  1. Xepelin (lending)

Se trata de una empresa fintech chilena que por medio de recursos de data science evalúa los riesgos para las pymes. La plataforma asigna puntajes de acuerdo al flujo de caja por medio de herramientas de machine learning, y posteriormente califica los resultados de acuerdo a la probabilidad de default. De esta manera, los pequeños y medianos negocios pueden obtener aprobación de financiamientos de forma más rápida. 

2. Global66 (payments & remittances)

Esta es una empresa fintech chilena que ofrece servicios para la transferencia de dinero, giros y remesas internacionales de forma rápida y completamente online desde Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Ecuador y Brasil, a más de 55 destinos alrededor del mundo. 

3. Konfío (lending)

Esta empresa fintech mexicana es una de las más grandes de Latinoamérica y que más ha levantado capital en el país. En general, se encarga de asignar microcréditos en línea a pymes, con plazos largos y accesibles, para aquellos que desean levantar su negocio. 

4. Simetrik (enterprise financial)

Es una empresa fintech de Colombia que ofrece servicios de visibilidad y control de finanzas a través de un software, con el cual se pueden gestionar las transacciones y automatizar conciliaciones para asegurar la trazabilidad sin necesidad de un código. 

5. Innova Funding (business lending)

Se trata de una empresa fintech de Perú que cuenta con una plataforma online tipo marketplace donde se conectan pequeños y medianos negocios con inversionistas. La idea es que por medio de subastas sea posible facilitar la liquidez mediante factorings. Cada inversionista determina la factura que desea comprar y la plataforma le ofrece opciones bajo este criterio, con información adicional sobre el riesgo y la tasa anual de la empresa pagadora. 

En un mundo donde los procesos financieros se hacen cada vez más digitales y la innovación en ”fintech” es más ventajosa, adoptar medios y recursos que faciliten tanto la experiencia del negocio como la del cliente en materia de banca y administración representa una inversión beneficiosa para los departamentos legales que aspiran mantenerse a la cabeza frente a las demandas del “mercado”. 

Relacionado