Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Ética

La revolución tecnológica e informática ha sido tan extensa que influye la esfera social, personal y empresarial. En estos tres ámbitos, hay que considerar los cambios que se han hecho para evaluar cuáles son carentes de moral y cuáles han dado un beneficio sin descuidar la parte humana. A continuación compartiremos algunos de estos cambios.

La fragmentación del trabajo se refiere a la especialización pronunciada que pierde visión de conjunto y de las implicaciones de su actividad. Esto es un riesgo, pues al no evaluar el impacto de nuestras acciones en el todo, podríamos estar haciendo tareas dañinas sin darnos cuenta.

La atrofia de la atención es la falta de concentración por estar expuestos todo el tiempo a distracciones como notificaciones del celular o por adicción a las redes sociales. Esto crea una sociedad estancada y consumista en vez de productiva y proactiva.

La paradoja de la elección es cuando el tener tanta información a nuestras manos causa ansiedad y nos lleva a tomar decisiones por desesperación.

Entre muchas otras, estas son algunas de las implicaciones que presenta nuestro mundo y que debemos enfrentar en el futuro con soluciones innovadoras. Sin embargo, los beneficios tecnológicos, nos atrevemos a decir, han sobrepasado las consecuencias negativas que pueden causar.

Relacionado