Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Estrategia de marketing del desfile de Calcedonia

El desfile de Calzedonia de la pasada temporada de verano 2019 contuvo varios puntos interesantes alargando el evento en otros mini eventos y centrando la atención en otros focos que no fueran el decorado y las modelos como pasa en otras ocasiones. El objetivo, al igual que la mayoría de desfiles, era presentar la nueva colección de bañadores y bikinis llegando al máximo de su público, transmitiendo sus valores y potenciándolos.

Lo consiguieron centrando el protagonismo del evento en los invitados. Se realizó en un hotel de Ibiza, en frente de la piscina, con unos pocos asistentes sentados alrededor de la misma. La mayoría resultaron ser influencers del momento y celebridades (actrices, presentadoras de televisión, etc.). Todos los invitados contaban con una gran influencia en Instagram y seguidores amantes de la moda. En cuanto a los influencers no recurrieron a los que contaban con más número de seguidores o a los más famosos, sino que invitaron a unas pocas que transmitiesen elegancia, gusto, calidad y etiqueta; como por ejemplo Natalia Cebrián. Adriana Abenia, presentadora de televisión, fue otro ejemplo de invitada unque las invitadas estrella y convirtiéndose prácticamente en embajadoras y protagonistas del evento fueron Paula Echevarría, Sara Carbonero y Ariadne Artiles. Con gran reputación en el mundo de la moda, transmitieron que tres grandes mujeres, con tres estilos distintos, representaban a una misma marca. Vistieron con prendas de bikini o bañador de la nueva temporada de Calzedonia combinadas con el resto de su look y ocuparon la mayoría de publicaciones en las redes sociales y medios. Como parte masculina acudieron el actor Yon González y Pepe Barroso, modelo e hijo del creador de la línea de perfumes Don Algodón. Con todo ello deducimos que el Wow estuvo en los asistentes y sus looks, y no en las modelos o escenario.

Tal y como he mencionado anteriormente, no fue sólo el tiempo que dura un desfile, sino que el evento duró todo un fin de semana. Empezó el día anterior cuando los invitados iban llegando al hotel e iban entrando en sus habitaciones. Todos recibían una cesta con atenciones y regalos de calzedonia acompañado de un bañador o bikini. Las influencers y celebridades grabaron el momento en el que entraron en su estancia encontrando dicha atención y lo publicaron en sus redes, por ejemplo a modo de “story” en Instagram. Otro momento fue la mañana previa al desfile en la que se organizaron varios salones de belleza con peluqueros, masajistas, estilistas y maquilladores para atender a los invitados. Este momento también fue retransmitido por cada uno de ellos. Tras el desfile, una copa para brindar y una sesión de fotos, los invitados se repartieron en grupos en salas del hotel para cenar, tomar una copa y divertirse con música y un ambiente privado. Las celebridades de nuevo compartieron estos momentos en sus redes sociales.

Relacionado