Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Esto también es #SecondHandSeptember

Si bien la campaña se centra en comprar ropa de segunda, hay muchas maneras más de agregar cosas de segunda mano a nuestra vida, ¡y no solo tiene que ser ropa!

Existen opciones para amoblar, retornar y prestarse cosas de modo que su impacto ambiental disminuye y nuestra huella sobre el mundo es cada vez más positiva 💛

Por ejemplo, intercambiar libros con amigos es una buena manera de expandir lo que lees y tener a alguien con quién conversar luego. Además, siendo los libros algo que solo usas una vez (a menos de que te guste mucho lo que leíste), es bueno poder leerlo primero y luego decidir si quieres tu propio ejemplar. Yo particularmente solo compro mis libros favoritos porque quiero poder releerlos y me gusta marcar las frases que más me gustan, pero los forro para que no se malogren si decido prestarlos. En ese sentido, las bibliotecas también son una buena opción para leer sin consumir, y la variedad de libros es mayor que la de la colección de amigos. Ahora incluso existen bibliotecas por instagram que promueven el alquiler de libros, mi favorita es la de la Siamesa de Siam. 📔

Otra cosa que disfruto mucho es intercambiar ropa y accesorios con amigxs, y creo que la mitad de mi clóset es de segunda mano gracias a eso. Al comienzo me daba un poco de vergüenza pero ahora de frente señalo algo que me gustaría tener cuando se aburran de usarlo. Es una buena manera de asegurar que sepan que yo lo quiero y nadie me atrase 😂

Algo que me también parece súper importante es usar botellas retornables. Debido a que me gusta mucho tomar gaseosa, es importante que lo haga en botellas retornables. Trato de usar botellas de 2 litros para que me dure 4 días, así uso una sola botella en lugar de 4 que reciclaría, y esa botella puede ser reutilizada hasta 12 veces. Una botella entonces me ahorra 48 (!). Lo mismo hago cuando compro cerveza, además con retornables tiene más producto por menos precio 😜

Por el lado de los muebles, nuestra casa está amoblada probablemente 80% con muebles y electrodomésticos de segunda mano. Algunos fueron comprados en internet, otros en tiendas de segunda, y otra parte fue pasada por nuestros papás que tuvieron la gracia de donárnoslos cuando decidimos mudarnos. Cada persona aportó con algo y ahora tenemos la casa por fin completamente amoblada 💛 Me gusta mucho que a pesar de que con las cosas de segunda la selección de cosas es menor que en una tienda, igual pudimos conseguir cosas bonitas que le dieron personalidad a nuestro hogar. Además, tenemos un hogar de bajo impacto gracias a eso.

En este post nombro las que hacemos en casa, pero siempre me gustaría descubrir más. ¿Se les ocurren más maneras de incluir cosas de segunda mano en nuestro día a día?

Usar cosas de segunda no solo es bueno para el ambiente, sino también es más barato o hasta gratis, así que siempre es una buena idea aplicar el hábito de reutilizar cosas que ya fueron queridas por otra persona 🌱🌈

No olviden que parte importante de desarrollar hábitos sostenibles es compartirlos con más personas y así impulsar el cambio. Puede que no lo veamos rápidamente, pero si inspiramos a alguien a cambiar aunque sea un hábito, ya es una pequeña victoria 💛

Relacionado