Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿Eres un/a job hopper? ¡Haz que juegue a tu favor!

¿Has estado cambiando regularmente de trabajo en los últimos años?
Entonces es probable que seas job hopper, y si te encuentras en búsqueda de empleo, es importante que conozcas y destaques sus ventajas.

L@s job hopper se caracterizan por la búsqueda constante de nuevas experiencias y aprendizajes que les conduzcan a un desarrollo progresivo, por lo que tienden a buscar nuevos retos profesionales que les hagan evolucionar, y esto les lleva a “saltar de un empleo a otro”.

El job hopping es un comportamiento cada vez más habitual entre las nuevas generaciones de profesionales.

Hasta hace relativamente poco, este tipo de perfiles no estaba bien considerado por parte de l@s reclutadores/as, al encontrarse bajo el estigma de la no implicación con la compañía o falta de fidelidad a la misma.

Sin embargo, cada vez son más las empresas que lo valoran positivamente, ya que dan mayor importancia a las características intrínsecas del/la job hopper:

✓ Iniciativa.
✓ Voluntad de asumir riesgos.
✓ Adaptabilidad al cambio.
✓ Diversidad de conocimientos, adquiridos a través de las distintas experiencias; alta capacidad de aprendizaje.
✓ Desarrollo de múltiples habilidades de gestión y comunicación.
✓ Facilidad para construir relaciones.

Si vas a acudir a una entrevista de trabajo, es importante que estés preparad@ para la pregunta: ¿a qué se deben los cambios de empleo constantes? Construye un buen argumento que justifique por qué cambias de trabajo con asiduidad, poniendo de manifiesto tu deseo de evolucionar y enfatizando las ventajas que supone tu dilatada experiencia laboral.

Gana atractivo laboral: remarca todas aquellas habilidades y aptitudes que has conseguido durante tu trayectoria profesional.

Las organizaciones necesitan personas de fácil adaptabilidad, con nuevas habilidades, capaces de aprender rápidamente, de desarrollarse en un entorno cambiante; en definitiva, obtener experiencia multifuncional.

Un/a job hopper sabe adaptarse perfectamente a los cambios y a los nuevos ecosistemas laborales. Además, el haber trabajado en distintas empresas aporta una formación en competencias más amplia, un conocimiento más variado en cuanto a metodologías, que, llegado el momento, podrían aplicarse en cualquier organización para mejorar los procesos.

Muchas de las características que las organizaciones ahora consideran valiosas en un/a candidat@ son características que es más probable que poseas si has trabajado en más de una compañía durante tu carrera.

Así que ya sabes, si eres job hopper ¡destaca el valor que supone serlo!

Relacionado