Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

ENTREVISTA A GIOVANNA, GANADORA DEL CONCURSO GS1 FASHION SHOW.

Entrevistamos a Giovanna Tostado, la ganadora del concurso GS1 Fashion Show y nos cuenta cómo su proyecto revolucionará el mundo de la moda.

A través de un evento virtual celebrado el pasado 30 de septiembre del 2020, 8 finalistas presentaron sus proyectos ante los jueces y la audiencia. Ana y Juana, además de ganar el premio “GS1 Booster”, recibirán una asesoría que convertirá a su proyecto en unas expertas de la industria de la moda y así mandarlo al siguiente nivel.

Su proyecto (Summer Collection) junto con su socia Ana, de “Ana y Juana,” es una marca de trajes de baño para mujeres y niñas con vibras veraniegas que invitan a seguir soñando, además de ofrecer en cada pieza calidad y comodidad, cada usuario podrá sentir la confianza de que todo se puede lograr.

¿Cuéntanos cómo fue que Ana y tú se sintieron al saber que eran finalistas y ganadoras del concurso GS1 Fashion Show?

No lo esperábamos ¡fue una sorpresa! Estamos muy emocionadas y felices.
Nosotras metimos la solicitud pensando “veamos que pasa, no perdemos nada” y cuando quedamos seleccionadas, fue de ¡wow que bueno!, pero nos dijeron que estábamos en octavo lugar y eran 10 finalistas. Al saber que eran tantos competidores, nosotras pensamos que no teníamos oportunidad, pero estábamos agradecidas por ser finalistas, ya que eso significaba que estamos haciendo bien nuestro trabajo.

Nos comentaron que nos harían una entrevista y que con esa nosotros podríamos subir de posición en la tabla del concurso.

¿Qué fue para ustedes el participar en este proyecto que impulsa la moda mexicana a profesionalizar los negocios?

El tener este reconocimiento es como decirte que vas por buen camino, que nos falta mucho y por eso mismo entramos al concurso; porque queremos crecer, que nos conozcan, llegar a mucha más gente y sería increíble poder ganar el concurso.

Con respecto al empate que hubo entre Paulo Succar, ¿qué sintieron al saber que ambos proyectos eran ganadores?

¡Gritamos de felicidad! Se encontraba Ana con sus hijos y estábamos muy emocionadas, satisfechas, todo fue muy reconfortante, porque lamentablemente en este momento nadie puede ver el trabajo que hay detrás de todo esto. Entre Ana y yo hacemos todo: yo soy la que empaca, yo soy la que se encarga de las redes y Ana siempre busca diferentes proveedores para mejorar la calidad y es así como hemos ido creciendo y nos ha llevado hasta donde estamos.

¿Cómo fue para ustedes vivir esta nueva experiencia al ser un concurso totalmente de manera virtual?

Fue diferente porque este es nuestro tercer concurso. Fue mediante una plataforma para emprendedores el primer concurso que ganamos, ese fue de manera presencial y este celebrado de manera virtual nos pareció muy padre; desafortunadamente no se compara la sensación de estar presente, poder explicar mejor el producto, el conocer a los demás participantes etc. Definitivamente no hay nada como celebrarlo de manera presencial.

¿Cómo fue que surgió la idea de llevar a cabo el proyecto de trajes de baño veraniegos “Summer Collection”?

Todo empezó cuando yo tuve a mi hija (tengo dos: niño y niña) y no encontraba en el mercado algo que me gustara para ella, ya que siempre ha estado muy marcado el estereotipo de que por ser niña su ropa tiene que ser de color rosa, llevar princesas o florecitas etc.
Yo tengo una ideología muy diferente a eso, cuando mi hija era pequeña yo podía decidir por ella, pero ya ha crecido y ella tiene su propia personalidad. Ella en lugar de ser princesa, siempre quería ser la bruja y la verdad eso me encanta de su personalidad y con decidí explotarlo al máximo. Me di cuenta de que en los mercados las personas seguían con la idea de que las niñas solo por el hecho de ser niñas, tenían que seguir estos estereotipos; cuando ellas pueden tener su propia personalidad y de igual forma seguir siendo femeninas.

Yo inicie haciendo ropa para mi hija y de ahí la gente comenzaba a preguntarme que de donde eran los modelos, donde lo compré, que si les podía hacer uno… Y así comencé con un negocio pequeño, de manera muy local.

Después de eso comencé a tener problemas con la persona que me ayudaba y en una fiesta conocí a Ana. Me preguntó cómo iba mi proyecto, se ofreció asociarse conmigo y eso era algo que yo siempre había querido hacer, pero me había detenido el hecho de sacrificar mi tienda por el hecho de ser mamá, porque quería dedicarme a mis hijos y así como lo iba manejando me permitía acomodar mis tiempos.

Entonces desde ese día me asocie con Ana, dije “Hay que aprovecharlo y manos a la obra”, y todo se hizo más fácil porque entre Ana y yo nos repartiremos las tareas. Ana vivía en Toluca y ella se encargaba de checar la maquinaria y proveedores en México, decidimos que en lugar de ser ropa en general nos enfocamos en una sola cosa: seleccionamos los trajes de baño y así fue como todo comenzó.

¿Puedes explicarnos el concepto del proyecto?

Somos una pequeña empresa que lleva 2 años y medio en el mercado. Nosotras no teníamos nada de experiencia, éramos unas simples amas de casa que empezamos un proyecto. Nuestro propósito es cuidar la esencia de las niñas y que se sientan cómodas.

¿Ya conocías a los otros concursantes sus proyectos o era la primera vez que interactúas con ellos?

Pues realmente no interactuamos con ellos, y no tenemos el placer de conocerlos. Con el concurso busqué su trabajo, hubo muchos que me gustaron y ya los sigo.

Una marca que me gustó fue una que produce una tela ecológica, me gustó mucho ese concepto. Ayer me hicieron una entrevista y comentaba que con esta nueva forma virtual es difícil poder relacionarnos, mostrar con claridad nuestros proyectos; algo que si les hubiera recomendado que hicieran es el habernos proyectado los videos de todos los participantes para que nosotros tuviéramos un concepto de lo que estaban presentando cada uno tanto el jurado también podría ver la manera en la que vendes el producto porque también eso es algo muy importante. Siento que con eso todos hubiéramos tenido una idea un poco más clara de la esencia de cada uno.

¿Qué dirían que es lo que su proyecto destaca entre los demás?

La imagen para nosotras era muy importante, el no seguir los mismos patrones de todas las otras marcas, como el hecho de que “las niñas sólo deben usar rosita”, si no que puedan usar lo que les guste, con lo que se sientan cómodas, es algo que tenemos muy marcado y muy claro; qué mensaje le íbamos a dar a las niñas al ver nuestra publicidad, nuestra imagen dice “todas las niñas son lindas, Ana y Juana eres tú porque es para cualquier niña”.

Nos enfocamos en que las niñas se vean normales, sin agregarles photoshop o retoques, sin que se tengan delgadas y así romper con los estereotipos que son las niñas güeritas, ojos de color, bien peinadas, sin imperfecciones etc.

Con nosotras no es así, nosotras dejamos que se expresen como ellas quieran, y esa es la esencia que queremos llegue con el simple hecho de ver nuestra imagen.

¿Qué le dirías a las personas que están pensando en emprender su propio proyecto, algún consejo?

Que tienen que trabajar muy duro, participar en plataformas como esta (si es posible o como este concurso que fue el de GS1), porque esto te ayuda con la proyección, puedes tener un proyecto de muy buen gusto y con muchas posibilidades de crecer.
Necesitas que te vean por qué si no solamente seguirás siendo un negocio local, entonces uno necesita ese tipo de difusión para que los demás te vean, es ahí donde puedes comprobar si hay posibilidades de crecimiento o si vas por el camino correcto.

Uno tiene que seguir picando piedra, y hacer que más gente te conozca a ti y a tu producto.

Ponerse objetivos y metas, que no sean inalcanzables, si no metas a corto y a mediano plazo. Uno siempre debe proponerse a dónde quiere llegar y trabajar duro para lograrlo; hay que pensar y voltear para arriba, que es a donde queremos llegar.

Redes Sociales:

Instagram: anayjuanaoficial

Facebook: Ana & Juana

Relacionado