Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Entrevista a Fidel David

Es mirado por su “extraña” manera de vestir, pero Fidel David afirma que no lleva nada que no se haya inventado

Fidel David llama la atención día a día gracias al estilo tan distinto al que nos tiene acostumbrados los escaparates de las grandes multinacionales.

No tiene ningún pudor a la hora de llevar sus propios diseños que atraen la mirada de más de uno por las calles de España. Fidel viste diariamente con un estilo que conocemos como Lolita. Quizás te suena por ser una moda urbana muy utilizada en Japón surgida durante los años 80 que mezcla el estilo del periodo Rococó y Victoriano.

Podemos pensar que el estilo que nos muestra realmente no es popular, pero no pensaríamos lo mismo al ver a la cantidad de clientes que tiene.

Fidel ha sido muy amable dándonos la oportunidad de hablar con él para conocerlo un poco más. Desde su vida profesional tanto en la moda como en el teatro, hasta sus experiencias más graciosas de su vida cotidiana.

Para hablar sobre su vida un poco más personal hemos tenido la suerte de que nos acompañara Paula, la cual también sigue la moda Lolita, es clienta y sobre todo amiga de Fidel.

Tienes un estilo muy particular ¿En qué te inspiras?

Pues antes del tipo de moda que hago, que es moda lolita. En lo que me inspiro es en el barroco, la era victoriana, épocas pasadas, en cuadros, ilustraciones de cuentos… No sé, un poco la fantasía esta.

A la hora de trabajar no solamente en cuanto a la moda, sino también en el trabajo que desempeño en el teatro ya que para hacer los diseños de los trajes en las obras me inspiro muchísimo en los cuentos.

Hemos hablado de tus inspiraciones, pero ¿Tienes algún referente?

Cuando empecé a estudiar moda en quien primero me fijé para hacer trabajos siempre fue John Galliano. No me había fijado en él concretamente, más en sus creaciones.

Más podría decir que hay musas, por decirlo de alguna manera. Normalmente personajes de libros o históricos. Un ejemplo podría ser María Antonieta.

¿Qué es lo que quieres aportar con tus diseños?

Sobre todo, es que cada uno pueda expresar su personalidad a la hora de vestirse y expresarse estéticamente, sin una moda impuesta por una globalización.

Es un poco difícil, pero por eso llevo mi propia ropa, porque yo me siento así y es lo que quiero que la gente vea de mí. Un poco lo que deberíamos hacer todos, individualizarnos sin tampoco hacer daño al de al lado.

¿Cual es tu visión de la moda y la belleza?

Muy clásico todo, aunque la gente me vea y diga que moderno, que atrevido. No, no llevo nada que no se haya inventado ya. Me gusta la simetría asimétrica. Lo natural, pero a la vez artificial. La naturalidad estudiada.

No tengo una percepción de la belleza como sería el canon actual: la delgadez, los ojos grandes o lo que se lleva ahora mucho de los aestethics. Que me gusta mucho, pero tampoco creo que vaya mucho conmigo.
En resumen. Me gusta lo clásico, lo armónico.

Vamos a hablar un poco de ti ¿Cuales son tus sueños?

Jo, qué pregunta tan grande. Mi sueño referente a mi trabajo es solo poder vivir de mi moda y solo coser mis cosas, mis mini colecciones… No me gustaría tener un gran imperio, ni tener grandes desfiles. Poder hacer mis showrooms, dedicados a la gente que le interese. Lo único que quiero es que a la gente le guste lo que hago, que lo vean y que lo disfruten.

¿Hay algo que no pueda faltar en tus colecciones?

Desde hace un tiempo y sin darme cuenta, siempre hay insectos.

¿Insectos?

Si, al principio yo iba a estudiar biología y hay una gran parte de todo el estudio de ciencias en lo que hago porque es como plantearte un problema muy grande y resolverlo, pues los vestidos para mí son así. Te planteas un problema y lo vas resolviendo con mini fórmulas que son los patrones, que tengan que quedar bien, los volúmenes, los pliegues… Y entonces tienes la solución del problema que es el vestido y me parece muy bonito.

Conscientemente siempre me han gustado las ciencias, inconscientemente me ha gustado la moda y al final ha terminado siendo al revés. Me he dedicado a la moda y no a la ciencia. La moda está ahora como alimentándose de la ciencia, entonces siempre hay insectos y como cosas científicas. Pero de normal, insectos.

¿Cómo reacciona la sociedad ante la gente que viste como vosotros?

Miradas por la calle, comentarios, malaeducación…
Pienso que si yo no estoy molestando al de al lado ¿Por qué me tienen que molestar a mí? Solo por cómo voy vestido. A veces incluso te sientes mal por la persona que te acompaña porque piensas que si tú no vistieras así ella no estaría viviendo esta situación.

Me gusta ver como viste la gente, pero en ningún momento se me ocurriría acercarme e increparle. Es increíble cómo la gente está pendiente de ti solamente por como vistes cuando a lo mejor estás tomándote un café tranquilamente sin molestar a nadie.

¿Hay alguna anécdota curiosa que te haya pasado con la gente?

Pues hay varias, por ejemplo, caminando por las calles de Paris le llamaron María Antonieta (refiriéndose a Paula) Nos han hecho reverencias por la calle.

Una que me gustó mucho también en Paris, iba caminando y había una pareja que tendrían unos cincuenta años mirándome. La mujer le dijo algo y luego el señor en alto, creo que para que yo lo escuchara, dijo algo en plan “Querida, estamos en Paris” Como diciendo ¿Dónde vas a ver a este señor si no?

O también, por ejemplo, en una boda donde yo hice el vestido de novia. Una señora le preguntó a mi padre si yo era el chico de la magia, el que luego hacía el espectáculo. Porque según ella yo iba disfrazado.

Sabemos que hoy en día hay mucha gente que no entiende tu estilo fuera del sector ¿Pero crees que la gente dentro de este mundo tampoco lo comprende?

Muy buena pregunta. La gente siempre me ha dicho que en Japón nadie me miraría, que estaría en mi salsa. Y al final cuando eres diferente, eres diferente en casi todas partes.

En Japón era diferente por ser occidental, en la moda por llevar un tipo de moda que no se considera moda y en la calle por no llevar la moda que te venden en las grandes superficies.

Es feo decirlo, pero sí que es verdad que te sientes diferente y te señalan dentro del sector. Es verdad que en un desfile llamas la atención y te van a hacer fotos solo por el aspecto.

También participaste en la semana de la moda de Valencia ¿Qué te aportó esa experiencia?

La pasarela de tendencia como yo la llamo, me supuso una gran plataforma para saber lo que quiero de verdad y lo que me gusta. He desfilado durante bastantes años en Fashion Week, desfilé en la última edición de Pasarela del Carmen y luego continué en la nueva Fashion Week hasta en una edición cerrar todos los desfiles. Mi desfile fue el que cerró toda la semana de desfiles.

Aprendí que la moda muchas veces es lo que la gente quiere ver y no lo que tú quieres enseñar. Esta experiencia también me hizo valorar de otra forma, si quería seguir en este mundo o intentar probar otras cosas. Al final aprendes a ser mucho mejor diseñador para ti.

También empezar a desfilar en Fashion Week Valencia conllevó a acabar por desfilar en Londres y en Paris a públicos más específicos que están más interesados en la moda que yo hago y a poder poner stands y vender, promocionarme de otra manera.

¿Crees que la gente fuera de España te valora más?

No es que me valoren más, es que fuera de España se hacen eventos más concretos para diferentes públicos. Lo que sí que creo que es verdad es que fuera de España la gente está más interesada en comprar y adquirir formas alternativas de moda. Es decir, creo que están más interesados en comprar ropa no globalizada.

¿Destacarías alguna anécdota de la semana de la moda?

Cuando empecé a desfilar lo hacía solo con tres diseños, que era el desfile de los estudiantes. Durante esta época enseñabas tus vestidos y luego te ibas a casa, pero yo me quedaba en el vestidor porque trabajaba para Montesinos y me quedaba durante esas semanas vistiendo a las modelos. En esas semanas pasaba de todo. Íbamos a robar chocolate, íbamos a las neveras a robar Coca-Colas… (risas) ¡Pero esto con las modelos! Entonces era como súper divertido.

Ya como diseñador, ya es anécdota para enfadarme. Me hicieron un programa especial en Canal 9, en plan 24 siguiendo al diseñador durante el desfile. El montaje fue una cosa horrorosa del programa e hicieron lo que les dio la gana. Como iba todo el día con el micro puesto podían coger lo que quisieran y ponerlo en cualquier zona. Un ejemplo bastante cutre que hicieron es que a la hora de montar el vídeo me pusieron la risa del pájaro loco.

También estás muy vinculado al teatro ¿Cuál es tu trabajo principal?

Hago muchas cosas, podría ser el equipo artístico yo solo. Podría decirte que soy el que hace los diseños de la ropa de los personajes, pero soy como una especie de director artístico. Elijo el decorado, la ambientación, hablo con el de iluminación y el de sonido, elijo el vestuario de todos los personajes, caracterización… Porque me encargo también de pelucas, postizos, peluquería en general, maquillaje,prótesis…

¿Hay alguna obra que destacarías?

Con algo que estoy muy contento y solo he hecho labor de estilista, no hay nada diseñado por mí en esa función, es No te vistas para cenar.

No hay nada pretencioso, se piensa que el teatro es un poco como el cine y al fin y al cabo el teatro es real. Si hay un fallo se comete en tiempo real y se ve, a veces se aspira a hacer cosas muy grandes y te quedas a mitad de camino. Por eso he disfrutado esta obra, se ha trabajado bien de tiempo y todo el mundo ha puesto de su parte para que todo salga bien.

Mucha gente al verte puede pensar que seguro que compras en sitios extraños ¿A parte de la ropa que te haces tú dónde adquieres lo que llevas?

Casi todo lo compro de segunda mano o me lo hago yo. Por ejemplo, te podría decir que tengo bastante ropa de Madame Mim que está en la calle Ruzafa. También tengo muchas cosas de Clot Vintage, que está en el Carmen, las botas que llevo hoy son de ahí. También compro en Santa Barbara de Colón. También en mercadillos que si sabes buscar encuentras.

¿Diseñadores valencianos que te gusten?

Me parece que tiene un gran trabajo y gran labor de patronaje, Tonuca, valoro mucho el trabajo que hace con sus colecciones. Era super, super fan de Carlos Haro que no sé que habrá sido de él y de Hannibal Laguna.

Relacionado