Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Elegir una mascarilla sin dañar el medio ambiente.

La ‘nueva normalidad’, ha traído consigo el uso de mascarillas y nuevas restricciones en la manera en la que vivimos y nos relacionamos con otras personas. Las mascarillas se han vuelto un requisito para salir a la calle, para evitar los contagios entre individuos volviendo los contagios prácticamente imposibles. Eso sí si le damos un buen uso y se mantiene la distancia de seguridad.

Después de años de esfuerzo, de gobiernos y sociedades para evitar el uso excesivo de plásticos y materiales altamente dañinos para el medio ambiente, nos encontramos ante la necesidad de utilizar mascarillas hechas de plástico y químicos que son poco amigables para el entorno.


Según diversos estudios científicos, la mejor manera de protegerse contra el virus es utilizando mascarillas con certificados como KN-95, los cuales tienen una capacidad de filtrar hasta el 95% de las partículas del ambiente. La controversia comienza al saber que estos fueron diseñados para uno o muy pocos usos antes de tener que ser desechados, generando altos niveles de basura y contaminación.

Hay diferentes mascarillas, eso ya lo sabemos…

Los de tela oscila entre el 50 y 60% de efectividad según la Organización Mundial de la Salud. Para que sea más efectivo, deben de estar hechos de al menos 3 capas. Se deben de ajustar bien a el rostro para evitar que el virus entre por los costados.

**Recuerda que la higiene es muy importante para que esta funcione y no traiga consecuencias negativas en la piel.


Las de tela con compartimento para añadir un filtro el cual proporciona una barrera mucho más eficiente contra el virus. Aunque estos filtros también deben de ser lavados regularmente, su material (un poco más incómodo que el algodón), no entra en contacto directo con la piel.

Utilizar esta opción permitirá que puedas reusar el mismo tapabocas, hasta que éste tenga manchas que no puedan ser removidas o hasta que la tela esté visiblemente dañada o desgastada.

Finalmente las mascarillas transparentes, hasta el momento hay una excelente opción si además de querer ser sustentable te gustaría poder mostrar tu expresión facial. Son reutilizables y están hechas de un material transparente que además de tener un nivel de filtración parecido al KN-95 permite la visibilidad de tus labios al utilizarlo.

Relacionado