Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

EL SIGLO XXI ES VEGANO

Ser vegano no es una moda, es un estilo de vida, una filosofía vital que tiene que ver más con los valores personales que con un cambio de dieta. El veganismo se fundamenta en la empatía que hace que te pongas en la piel de otros seres que, aunque pertenezcan a otras especies, sienten y padecen como tú.

Esta declaración de intenciones y acciones, no pretende demonizarte ni hacerte sentir mal, pero si concienciarte y darte la fuerza, que tal vez necesites, para dar un nuevo enfoque a tus hábitos de consumo. Veganizarte te hará mejor persona y tu salud se beneficiará de este acto de amor supremo hacia ti mismo y hacia tu prójimo. Te sientes tan bien cuando miras tu plato y piensas que “nadie” ha sufrido para que tú disfrutes…Es una sensación divina.

UNA FIESTA MUY CERDA / A VERY PIG PARTY

Todos tenemos derecho a evolucionar y transformar nuestros errores en aciertos. Nunca es tarde. No se trata de fustigarse por lo que no hiciste, sino de ver las posibilidades que tienes ante ti y decidirte a hacer lo correcto dentro de tus posibilidades, contribuiyendo a crear una sociedad más amorosa, empática, sana y justa. Podemos dejar atrás el pasado si somos capaces de vivir en el presente. Da igual lo que fuiste, tienes el poder de edificar tu nuevo yo desde hoy, el proceso te llevará un tiempo, el que necesites para crearte nuevos hábitos y dejar en el pasado los que ya no forman parte de ti. En este camino no estás sol@, somos muchos y cada vez más, los que creemos en los valores de una sociedad vegana, libre de explotación y crueldad hacia los animales y en consecuencia, también hacia las personas, porque quien se preocupa por un animal, ten por seguro que también se preocupa por ti. Ser vegano es un indicio de que se es buena persona, eso es una realidad incontestable, porque quien es capaz de empatizar con otros, posee nobleza en el corazón. Haz amigos veganos y sentirás la verdadera amistad.

La indiferencia es una forma de maldad cobarde que hace tanto daño como la maldad activa. Este mundo solo tiene posibilidad de sobrevivir si somos capaces de unirnos dibujando un futuro mejor lleno de empatía. Hazlo posible por ti, por tus seres queridos y por los animales del mundo.

Se valiente, mira en tu corazón, educa a tu cerebro y únete a esta corriente de cambio imparable que crece día a día y que está transformando el mundo en un lugar mejor para vivir y disfrutar de la vida.

Como decía aquel gran maestro oriental: Be Water My friend…

DESAYUNO IDEAL CON CHUCHES PERO SIN ANIMALES
IDEAL BREAKFAST WITH CANDY BUT NO ANIMALS

Pero basta de preámbulos y entremos en materia. La mayoría de personas siguen una dieta basada en comer animales y sus derivados, luego están los vegetarianos, que no comen carne, pero si huevos y lácteos y por último, existe el creciente colectivo vegano, personas normalmente más cultas e informadas que la media, que conscientes de lo que supone la explotación y el consumo de animales, deciden no contribuir a este sistema insano y atroz y deciden dar un paso adelante y eliminar totalmente de su vida productos que comprometan la vida de animales, tanto en la dieta como en vestir o cosmética. Resumiendo, les preocupa el bienestar animal, su propia salud y el ecosistema terrestre. La industrias que explotna a los animales son responsables de problemas que puede que ni te imagines, como verás si sigues leyendo y que afecta no solo a tu salud y conciencia, sino a la salud de todo el planeta.

Las empresas explota-animales gastan ingentes cantidades de dinero en blanquear su barbarie y hacernos creer en cuentos chinos, como que es saludable, cuando es totalmente lo contrario. Un reciente informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud) alerta de que comer carne roja es tan cancerígeno como el tabaco o el amianto. También está demostrado que las hormonas y antibióticos que contiene la carne animal de reses y aves está provocando que los antibióticos para humanos pierdan su eficacia, sobre todo en los niños y esto se traduce en millones de muertes que podrían evitarse eliminando el consumo de productos animales.

LA MALA COMIDA QUE TE METEN POR LOS OJOS

Si eres de los que cree que, si sale en la televisión debe ser cierto, es porque aún desconoces el funcionamiento de los grandes medios de comunicación. Todos quieren ganar dinero y no les importas tú. La industria alimentaria gana vendiéndote productos y los medios cobrando a esa industria por anunciarse o emitir programas que aporten datos que puedan perjudicar a sus anunciantes, evitando así que la información que realmente te interesa conocer, no aparezca en esos medios comprados. Así es como silencian las grandes verdades, a golpe de talonario. Existen muchos estudios científicos serios que alertan de los peligros a los que estamos expuestos y lo demuestran con datos y experimentos desarrollados a lo largo de años de experimentación, pero eso no interesa al negocio y te lo ocultan tras campañas y frases que suenan bien, como “bienestar animal” y cosas por el estilo. Pura basura informativa.

PACMA (Partido Animalista) ilustra a la perfección el destino de millones de animales en un galardonado documental de 12 minutos titulado “6 MESES” en el la cámara adopta la perspectiva de un bebé de cerdo de 6 meses de vida que va a ser sacrificado en la industria cárnica, cuando en la naturaleza podría vivir 10 años si nadie le robase la vida.

CARTEL DEL DOCUMENTAL DE PACMA “6 MESES”

Si te preguntas por el papel de las administraciones públicas, sencillamente no hacen su trabajo, es decir, defender los intereses de la población. Se unen a la gran mentira y chupan del mismo bote. Por un lado, están los puestos de trabajo que crea la industria. Una administración honesta se preocuparía en crear propuestas laborales alternativas, pero prefieren dejar que todo siga igual y cuando terminan su etapa política y sin conocimientos son enchufados en los consejos de administración de esas mismas empresas a las que beneficiaron cuando ostentaban cargos públicos, es lo que comunmente se denominan como “puertas giratorias”. En este juego también entra la industria farmacéutica, que se enriquece de forma obscena de los problemas de salud de la población. A más enfermos, más dinero ganan. Es así de sencillo y cruel. En la cultura del “Todo por la Pasta”, lo último que importa es tu salud. Toma nota, porque así funciona el mundo en el que vives, lo creas o no.

La ciencia honesta, la que no se deja comprar, evoluciona hacia sociedades más humanizadas y junto con los activistas, son los motores que impulsan el crecimiento imparable del movimiento vegano, sobre todo en los entornos más cultos y modernos, a menudo conocedores de la realidad que se oculta tras la explotación y el consumo de animales.

Los jóvenes son un colectivo especialmente sensible a estos temas y es previsible que en un futuro cercano resulte inconcebible lo que ahora se percibe como “normal”, al igual que actualmente vemos con espanto que antaño se quemasen en la hoguera a personas vivas con el beneplácito social, los niños de hoy verán como una atrocidad el abuso que la humanidad ejerce sobre los animales en el presente.

Es una cuestión de evolución y valores, por eso las personas más evolucionadas, deciden no dejarse llevar por la mayoría, piensan por sí mismas y entienden una realidad incontestable, por mucho que la mayor parte carezca de recursos intelectuales o información que haga posible que aún no quieran o puedan verla.

Los seres humanos somos animales de costumbres y nos resulta muy difícil cambiar de hábitos. Nos gusta aquello a lo que estamos acostumbrados. Así funciona la mente y desprogramarla requiere un ejercicio de crecimiento personal e intelectual.

Lo bueno y lo malo son simples conceptos subjetivos que dependen más del entorno y las costumbres adquiridas a lo largo de la vida que de la realidad objetiva. Por eso en las personas de mentalidad básica y simple el mensaje vegano no cala como en las mentalidades más espirituales, profundas y complejas, capaces de ver más allá de sus ideas adquiridas y de empatizar con mayor facilidad. Ponerse en el lugar de seres de otras especies requiere una mente abierta y consciente y un corazón lleno de compasión y empatía.

PERRO DESCUARTIZADO EN RESTAURANTE POR EN CHINA
ASI VIVEN LOS PERROS DESTINADOS AL CONSUMO HUMANO EN CHINA

Así surge el movimiento antiespecista, que básicamente sostiene que todas las especies son igual de importantes y cumplen su función en la naturaleza y merecen respeto por ello. Esto en la práctica no suele ser así, por ejemplo, en occidente vemos como algo inhumano comernos a perros o hervir vivos a gatos, una práctica muy habitual en China, sonde son criados para el consumo humano, como aquí hacemos con los cerdos, vacas o aves. Sin embargo, percibimos como normal torturar y matar a unos y como una salvajada hacerlo con otros. Es una cuestión de sensibilidad y cultura, pero la realidad es que tanto unos como otros, sienten y merecen respeto y una vida digna.

AMIGOS / FRIENDS

La sociedad es experta en pervertir el lenguaje para librarnos de la culpabilidad, lo llaman sacrificio cuando es asesinato. Condenamos a los psicópatas, pero sin embargo les damos trabajo, porque está demostrado que gran parte de los trabajadores de mataderos poseen un alto grado de psicopatía y disfrutan con la tortura y el maltrato animal, como lo harían contigo si no tuviesen otra forma de saciar su instinto malvado. En vez de librarnos de ellos, les dejamos hacer el trabajo sucio que nuestra cobardía o conciencia no nos permitiría hacer. El consumo de animales nos hace cómplices de esas mentes enfermas, eso es así. Si crees que exagero, mira el documental Tras los muros del fotógrafo y activista Aitor Garmendia, recientemente premiado con el prestigioso POY (Picture of the Year), muestra la realidad que sufren los animales en los mataderos.

La sensibilidad se desarrolla con el conocimiento, el trato cercano y el desarrollo psico-espiritual. Esa es la razón de que los occidentales sean más sensibles con animales que habitualmente forman parte de sus vidas y no lo sean con otros con los que no tratan tan a menudo. La mayoría no sabe que los cerdos son más inteligentes que los perros, por tanto, más conscientes y con mayor capacidad para sufrir, sin embargo, pocos piensan que ese bacon o salchicha que comen procede del maltrato y el cruel asesinato a un ser inocente, sensible y más inteligente que su perro o gato.

CERDO / PIG

Es importante reflexionar y hacernos preguntas, así es como llegamos al conocimiento, preguntando y buscando respuestas que contengan la verdad, no un calmante para dopar nuestra conciencia. Si hacemos este ejercicio de humanidad, evolucionar hacia un estilo de vida vegano llega solo. Pero lo cierto es que la mayoría prefieren vivir en la ignorancia y que le den las ideas y respuestas, aunque sean falsas, en vez de llegar a ellas por sí mismos y asumir su responsabilidad como ser pensante. Es lo que se llama borreguismo, con perdón de los borregos.

Ser una buena persona no es solo creerlo, es vivir practicando la bondad y evitando los actos malvados y la cobardía de pagar a otros para que los cometan por nosotros. La doble moral es muy común en una sociedad rebosante de “buenas personas” que en realidad no lo son tanto, pero que temen mirarse en el espejo porque eso significa ver sus verdaderos rostros manchados de sangre. El autoengaño es la opción que eligen los cobardes, los mediocres y los malvados para sentirse bien consigo mismos.

Sin darnos cuenta hemos llegado a creer que el mundo nos pertenece, que tenemos derecho a apropiarnos de la naturaleza y esclavizar al reino animal. Hemos normalizado la maldad con naturalidad y está presente en nuestras vidas sin que nos percatemos de ella. Pocos se atreven a llamar las cosas por su nombre, porque eso exige asimilar lo malo que hay en nosotros y nuestro modelo de vida o cambiarlo definitivamente y la mayoría es demasiado cobarde o perezosa para moverse y dar un paso adelante. La consecuencia es una sociedad injusta, de la que a menudo nos quejamos sin que hagamos nada por cambiarla. En cierto modo nos merecemos el mundo que tenemos porque si existe es porque nosotros lo creamos.

CONEJO PRISIONERO EN JAULA

Menos quejas y más acciones es lo que necesita el mundo para ser un mundo sano y bello. La humanidad no es la cumbre de la evolución animal, más bien es una enfermedad autodestructiva que está acabando con todo lo bueno que hay en este mundo.

Pregúntate porque hay tanto interés en explorar otros planetas del espacio y pregúntate porque los millonarios y las élites se interesan en la vida en Marte. Sencillamente porque ellos tienen información que a ti solo te llegará cuando sea demasiado tarde. Saben que el planeta Tierra está en las últimas y que en pocas décadas será un estercolero estéril en el que no se podrá vivir. Entonces solo un grupo reducido podrá acceder a una buena vida en algún planeta y tenlo claro, ni tú si aún vives, ni tus descendientes formáis parte del reducido grupo con acceso a esa vida digna.

CABRA EXPLOTADA A QUIEN LE ROBAN A SU CABRITO PARA DESCUARTIZARLO

Puede que te parezca muy lejano, pero tus hijos vivirán esa horrible realidad, los científicos y grupos como Greenpeace alertan que en 2050 en el mar habrá más plástico que peces, que el aire será irrespirable y la nube tóxica de contaminación impedirá que los rayos de Sol lleguen a la Tierra con la desaparición de cultivos y especies que eso conlleva, los polos se derretirán y desaparecerán países enteros. Un informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura), que no es una organización precisamente valiente, revela que la ganadería emite el 51% de gases de efecto invernadero, liberando a la atmósfera diariamente 600.000 millones de litros de gas metano, siendo la principal causa de la aceleración del cambio climático, además de causante de grave deforestación y agotamiento de recursos hídricos. Estos datos se traducen en que esta actividad no solo es cruel, sino que contamina más que el sector del transporte mundial, que ya es decir.

Puedes ver el documental “Cowspiracy: The sustaiability secret” dirigido por Kip Andersen en 2014 que ilustra a la perfección este tema o uno anterior, del 2006 titulado “Una verdad incómoda” de Al Gore. Ambos de recomendada visión por instructivos, honestos y reveladores.

VACA EN EXPLOTACIÓN GANADERA

 La vida en el futuro próximo no se parecerá en nada a lo ahora conoces. Por eso mejor no tengas hijos y si decides tenerlos, sé responsable y mueve el culo para que tenga una posibilidad de ser feliz. Si crees que todo esto es ciencia ficción, es que eres uy inocente o no te has molestado en informarte.

Hacerse vegano es el primer paso de un largo camino hacia la reconquista de un planeta del que formamos parte y que está en serio peligro.

UNA VIDA SIEMPRE DEBE SER UNA FIESTA

Si quieres haz el camino acompañado por los millones que ya apostamos por un nuevo mundo y sustenta la teoría con información de calidad. Seas un vegano consumado o principiante, lo importante es que formes parte de esto. Nos gusta tenerte entre nosotros recordando a Antonio Machado y su “caminante no hay camino, se hace camino al andar.”

Caminemos juntos…Be Veggie Friendly

Relacionado