Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

EL ROMANTICISMO DEL SIGLO XIX EN TIK TOK

En los últimos dos años, el mundo ha sufrido un shock en todas las esferas de la sociedad – política, económica, social y cultura – debido a la rápida propagación del virus Covid-19. Como no es de extrañar, la moda y la belleza también se han visto afectadas por la pandemia. Con el crecimiento de redes sociales como Tik Tok o Instagram durante los meses de pandemia, las tendencias en moda y belleza se adaptaron a la nueva realidad que reemplazó en apenas días todo lo anteriormente conocido.

Sin embargo, este tipo de cambios no son desconocidos en la historia. Con el nacimiento del Romanticismo como idea reaccionaria al Neoclasicismo, la Revolución Industrial, el crecimiento de la burguesía y las diferentes revoluciones por la independencia y posteriores movimientos de descolonización, la silueta femenina sufrió grandes cambios durante el siglo XIX. El inicial furor por el Neoclasicismo al iniciar el siglo provoca un auge de siluetas con corte imperio, que contrasta con posteriores siluetas más femeninas y románticas, con faldas inmensas y mangas exageradas.

Volviendo a la actualidad, mientras el mundo se encerraba en sus casas, en las redes sociales – sobre todo Tik Tok – surgían diversas corrientes estéticas y tendencias como símbolo de rebeldía contra la nueva normalidad y la pandemia. El uniforme de la cuarentena, sin duda alguna, fue el chándal, y estéticas como el Cottagecore (“esencia rústica” en español), que gritaba desesperadamente libertad y abrazaba una existencia más simple y sostenible, en armonía con la naturaleza, se convirtió en un símbolo de inconformismo. Las representación de escenas nostálgicas en prados, la vida campestre y un sentimiento romántico son elementos fundamentales de esta estética, que vio su pico de popularidad durante los meses de cuarentena y encierro. En cuanto a la moda, en vez de chándal, aparecieron de nuevo los corsés, las mangas abullonadas, los tonos pastel y los detalles románticos, que recuerdan a las siluetas que durante el siglo XIX causaban furor en la sociedad romántica de Jane Austen. Por otro lado, podemos localizar alegorías del Romanticismo más lúgubre y oscuro (e incluso de lo feo y desagradable) en el Goth Cottagecore, que simplemente es una de las derivaciones del movimiento estético descrito previamente, y que añade aspectos más oscuros de la naturaleza (setas y plantas descompuestas o podridas, críptidos en bosques, espíritus o fantasmas, y huesos encontrados en la naturaleza).   

Este redescubrimiento del Romanticismo en el siglo XXI se puede trazar de la misma manera que ocurrió dos siglos atrás: una idea reaccionaria e incluso rebelde hacia un momento difícil que atraviesa la población. Equivale a una forma de escapismo donde elementos anteriormente considerados como mundanos, feos o lúgubres, se han abierto hueco nuevamente entre las generaciones más jóvenes de nuestra sociedad.

Cuando el chándal se convirtió en el uniforme por excelencia, la inspiración romántica de las novelas de Jane Austen y el arte funerario cobraron relevancia en Tik Tok.

Photo by Leah Kelley on Pexels.com

Relacionado