Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

EL RETO DE LA AGRICULTURA EN EL MUNDO DE AQUÍ AL AÑO 2050.

No se habla de predecir el futuro lo cual es inherentemente imposible, es cuestión de identificar caminos nuevos en las tendencias que se observan en la actualidad.
(La estrategia del Océano Azul de W. Chan Kim y Renée Mauborgne).

ALGUNOS DATOS

  • Se estima que al 20150 en el mundo habrá 9.5 billones de personas. como consecuencia del crecimiento de la población y el desarrollo económico, necesitaremos producir más, entre el 70% al 100%, entre alimentos, fibras y biocombustibles.
  • Hasta el 2050 la demanda mundial de productos agrícolas crecerá 1.6% por año, mientras la producción solo lo hará en 1.2%. Por lo tanto, habrá un déficit del 0.4%.
  • Para el 2020 América Latina podría producir la mitad de la demanda global de alimentos. Por lo tanto, México y Michoacán,  tienen una gran oportunidad de crecimiento en el sector agrícola para lograr la autosufiencia de país y para exportar a otros.

OBJETIVO IDEAL DE AQUÍ AL 2050

Que cada uno de los habitantes de este planeta tenga en su plato alimentos de alto valor nutritivo que satisfaga su necesidad de alimentarse.

Actualmente se dice que:

  • 800 millones de personas sufren hambre crónica.
  • 2000 millones están desnutridas.
  • 2000 millones con sobrepeso u obesidad.
  • 160 millones de niños con retraso de crecimiento por desnutrición.
  • Más del 30% de lo pescado va más allá de su capacidad de regeneración

¿Con lo que tenemos actualmente podremos hacerlo?

¿Tenemos la tierra y la tecnología adecuada?

Si no es así:

¿Cómo podremos lograrlo?

TENDENCIAS MANIFIESTAS

  • Escasez de agua y mal distribuida.
  • Cambio climático.
  • Suelos más pobres por pérdida de carbono.
  • Menos área de cultivo.
  • Volatilidad económica.
  • Incremento en la capacidad de compra.
  • Mayor exigencia de la calidad por parte del consumidor.
  • Incremento en la esperanza de vida.
  • Cuidado del Medio Ambiente.
  • El 70% de la población vivirá en la ciudad y 30% en las zonas rurales.
  • Mayor globalización y conectividad.
  • Aumento de tecnología y conocimientos.
  • Habrá feminización que tomará las decisiones.
  • Integración de empresas de protección de cultivos, nutrición, maquinaria y TIC’s
  • se estima que ya solamente podríamos disponer de un 5% de tierra apta para la agricultura.

¿QUÉ NECESITAMOS HACER?

  • ¿Usaremos y/o industrializaremos otras partes de las plantas que cultivamos y que desechamos como la cáscara, semillas, tallos, inflorescencias, raíces?
  • ¿utilizaremos otras plantas o animales como insectos que actualmente no estamos acostumbrados a comer?
  • ¿Aprender a utilizar los recursos marinos de manera adecuada?

También tenemos como alternativas:

  • Interactuar estrechamente todos los que conformamos la cadena de valor: gobiernos, instituciones, universidades, empresas, ONGs, investigadores, técnicos, agricultores, consumidores.
  • Innovar los sistemas actuales de producción.
  • Optimizar el agua mediante sistemas más eficientes.
  • Realizar controles más eficientes de los agentes bióticos que afectan los cultivos, que sean inocuos para la humanidad y a precio razonable.
  • Aprovechar la tecnología de sistemas y equipos. (drones, sensores, computadoras y programas especializados para la agricultura, centros de diagnóstico, de control y respuesta inmediata y precisas).
  • Desarrollar más el uso de la biotecnología.
  • Aprovechar el potencial genético natural de las plantas.
  • Reedición de genes.
  • Uso de bioestimulantes contra los efectos climáticos (calor, frío, sequía, etc.)
  • Gestionar nuevas políticas que permitan aplicar y/o acelerar las innovaciones.
  • Practicar una agricultura sustentable.
  • Consumo de alimentos funcionales.
  • Educar para el buen comer y educación ambiental (no desperdicio de alimentos).

Y… ¿CÓMO COMENZAR?

  • Cambios en la forma de pensar y concebir las tendencias y los cambios.
  • Generar la nueva visión agrícola a todas las partes involucradas.
  • Fortalecer las redes internacionales de proyectos, iniciativas y acciones encaminados a la producción de alimentos.
  • Promover la protección de las tierras agrícolas.
  • Formulación, aplicación de normas legales y regulaciones con respecto a la comida.
  • Aumento de recursos públicos y privados para la investigación, transferencia, entrenamiento y difusión de resultados.
  • Programas en las escuelas sobre la manera correcta del comer y protección ambiental.
  • Políticas para promover la dieta sana en toda la familia.
  • Políticas para promover la igualdad de acceso a los alimentos, tierra, créditos, capacitación, energía y tecnología para los productores incluyendo a las mujeres.
  • Promover instrumentos que defienda y apoye los ingresos de agricultores, ganaderos y pescadores.
  • Creación de instrumentos de apoyo para los sectores productivos más débiles.
  • Resaltar el valor de la biodiversidad a toda la población.
  • Fortalecimiento de las cadenas productivas.
  • Políticas para regular la explotación de la pesca.
  • Tomar acción inmediata en lo aplicable.
  • Enfrentarlo de manera positiva.

EN RESUMEN

Para cumplir el objetivo de nutrir a la humanidad de aquí al 2050 tenemos que incrementar la producción agrícola alrededor del 70%, en menor superficie y en condiciones diferentes a las actuales. Esto solo se podrá lograr mejorando los rendimientos y calidad de los cultivos de manera sustentable conformando un verdadero equipo con todas las partes involucradas.

¿QUÉ PODEMOS APROVECHAR A LA VEZ QUE CONTRIBUIMOS CON EL RETO?

En AGROMICH sabemos que la oportunidad está allí y no nos queremos quedar tan solo mirando sin hacer nada ante el reto y ver el éxito de otros. Si no queremos contribuir a la vez que nos desarrollamos y crecemos con la oportunidad que se nos presenta.

Relacionado