Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El protocolo en tiempos de Coronavirus

Esta pandemia ha cambiado muchas cosas y también la manera de organizar eventos.

La planificación, la adaptación y la flexibilización son las tres claves en Protocolo  para tiempos de Coronavirus siempre a favor de la Salud Pública.

Para mí, esta situación ha servido para reivindicar nuestra utilidad, tanto la de los profesionales del mundo del Protocolo y Organización de Eventos como la del Protocolo como herramienta porque muchas veces, por no decir casi todas, el Protocolo solo llama la atención cuando hay un error, un fallo y es, entonces, cuando sale la palabra mágica y se achaca “a un fallo de Protocolo” si no nuestra labor pasa casi inadvertida y aún cuesta entender que es una herramienta fundamental para el desarrollo de un acto y ahora más que nunca una labor para garantizar de la Salud Pública.

Se tienen en cuenta muchos factores y nada queda en manos de la improvisación. Ordenamiento oficial, costumbres y tradiciones además de las necesidades puntuales y objetivas. Todo crea un engranaje perfecto para que la naturalidad y la normalidad sean el reflejo del evento.

Relacionado

El protocolo en tiempos de Coronavirus

Esta pandemia ha cambiado muchas cosas y también la manera de organizar eventos.

La planificación, la adaptación y la flexibilización son las tres claves en Protocolo  para tiempos de Coronavirus siempre a favor de la Salud Pública.

Para mí, esta situación ha servido para reivindicar nuestra utilidad, tanto la de los profesionales del mundo del Protocolo y Organización de Eventos como la del Protocolo como herramienta porque muchas veces, por no decir casi todas, el Protocolo solo llama la atención cuando hay un error, un fallo y es, entonces, cuando sale la palabra mágica y se achaca “a un fallo de Protocolo” si no nuestra labor pasa casi inadvertida y aún cuesta entender que es una herramienta fundamental para el desarrollo de un acto y ahora más que nunca una labor para garantizar de la Salud Pública.

Se tienen en cuenta muchos factores y nada queda en manos de la improvisación. Ordenamiento oficial, costumbres y tradiciones además de las necesidades puntuales y objetivas. Todo crea un engranaje perfecto para que la naturalidad y la normalidad sean el reflejo del evento.

Relacionado