Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El paraguas en la historia

“El Poder no cambia a las personas, solo revela lo que realmente son”

Séneca.

Sombrillas para el sol, paraguas para la lluvia; cuenta la historia que estos existen desde hace más de tres mil años y que en los primeros tiempos tuvieron un simbolismo religioso y mitológico; la India, la China y Egipto fueron lugares claves en el uso de este accesorio; en  todas las culturas ha estado asociado al “estatus del poder”; ha sido símbolo de respeto y de belleza usado mucho en el Japón por las Geishas, para protegerse del sol y de la lluvia.

Las mujeres del S. X1X buscaban con su uso conservar la piel blanca en la alta clase europea y con el pasar del tiempo, ya en el S.XX1 se han convertido en cosas comunes y desechables desplazando a los de alta calidad en casi todo el mundo.

Es un complemento del vestuario; la industria de la moda lo ha incluído como un accesorio básico tanto para los hombres como para las mujeres; a mediados del S.X1X en Gran Bretaña existió una  próspera industria de paraguas y sombrillas (parece un pleonasmo pero no lo es); en Londres entre 1918 y 1939 un paraguas se consideraba parte de la indumentaria de un caballero.

En la década de 1950 los paraguas fueron “unisex” en Estados Unidos para marcar la diferencia con los europeos, que los hacían con satín, seda y tafetán y los decoraban con  flecos y encajes; los mangos eran de madera, marfil, hueso o de porcelana pintada con delicados  diseños florales o tallas de animales, y algunos tenían relojes incrustados; quienes los usaron los cuidaban mucho; hoy son los objetos que más se pierden, llegan en muchos colores para combinarlos con la ropa y para dar alegría a los días grises.

Medellín Marzo 27 de 2.017
Yolanda Ramírez Zuluaga.

Relacionado