Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El nuevo Porsche 911 GT3: Más cerca que nunca del deporte del motor

El campeón de la sección Norte

El nuevo 911 GT3 utiliza su pleno potencial en circuitos cerrados al tráfico. Por ejemplo, en la sección Norte del circuito de Nürburgring con su longitud de 20,8 kilómetros: Ha dado la vuelta al circuito más difícil del mundo en 6:59,927 minutos. el piloto de desarrollo Lars Kern lo logró en el marco de un trabajo de adaptación final. El embajador de la marca Porsche, Jörg Bergmeister, alcanzó unos tiempos por vuelta similares varias veces en una secuencia ininterrumpida. Esto es un indicio de las prestaciones constantes de este nuevo deportivo de alto rendimiento.

Un emotivo motor bóxer de altas revoluciones

El motor bóxer de altas revoluciones de 4,0 litros con una potencia de 375 kW (510 CV) confiere al nuevo 911 GT3 un temperamento soberano y lo acompaña con un sonido emotivo. Tiene 10 CV más que el modelo GT3 anterior y alcanza, al igual que este, 9000 revoluciones por minuto. El par máximo del motor atmosférico de seis cilindros ha aumentado de 460 a 470 Nm. Inspirado en el deporte de competición, apuesta por seis válvulas de mariposa individuales en el lado de aspiración. A pesar de incorporar dos filtros de partículas de gasolina, el sistema de escape de construcción ligera pesa menos que en el modelo anterior.

Cambio manual o automático

Además de un cambio de marchas GT manual de seis velocidades con función de doble embrague «Auto-Blip» se dispone de un cambio deportivo PDK de siete velocidades. Permite cambiar de marcha en milisegundos sin interrumpir la fuerza de tracción. De esta manera proporciona la base para unos valores de aceleración impresionantes: El nuevo 911 GT3 se catapulta en 3,4 segundos de 0 a 100 km/h y alcanza los 200 km/h en 10,8 segundos. Porsche ofrece también la séptima edición del 911 GT3 únicamente con propulsión trasera.

Eje delantero con ADN de carrera

Por primera vez se emplea en un modelo de serie de Porsche el eje delantero con suspensión de doble horquilla de nuevo desarrollo que ya se conoce del exitoso vencedor de Le Mans 911 RSR. Entre otros, aporta una mayor rigidez de la inclinación y libera los amortiguadores de molestas fuerzas transversales. El resultado es un comportamiento de giro extraordinariamente ágil y un alto grado de conducción en los límites.

Eje trasero direccional con guía aún más precisa

El probado eje trasero de cinco brazos LSA (ligero, estable, ágil por su abreviatura en alemán) conduce las ruedas de manera aún más precisa con articulaciones esféricas adicionales para los brazos transversales inferiores sometidos a cargas especiales. Los amortiguadores especiales combinan el confort de conducción con unas prestaciones mejoradas en el circuito. A esto se añade el eje trasero direccional de serie: dobla las ruedas traseras según la velocidad de marcha hasta 2 grados en el sentido de dirección del eje delantero o en el sentido opuesto.

Frenos más grandes y con ímpetu

Con un diámetro de 408 en lugar de 380 milímetros, los discos de freno de construcción ligera en el eje delantero son netamente más grandes que en el modelo anterior. Opcionalmente, además de los neumáticos deportivos de alto rendimiento, se dispone por primera vez de neumáticos para circuitos de carrera homologados para carretera. El sistema de elevación del eje delantero está equipado con una función de memoria «Smart-Lift».

Construcción ligera consecuente

En un vehículo deportivo de alto rendimiento como el nuevo 911 GT3, molesta cada kilo de más. Por este motivo, Porsche lo ha sometido a una amplia optimización del peso: desde el cristal ligero utilizado en todos los vidrios y el sistema de escape deportivo hasta la batería de arranque LiFePO4. El resultado: la relación potencia/peso de 2,8 kg/CV para el modelo con cambios de marchas se acerca aún más al nivel de los bólidos de pura sangre.

Numerosos componentes de fibra de carbono

El tema del ahorro de peso también afecta a la musculosa carrocería de aluminio y acero del nuevo 911 GT3: se ha incrementado aún más la proporción de plástico reforzado con fibra de carbono (PRFC). Este material compuesto ligero se encuentra tanto en el capó como en el alerón trasero. Opcionalmente, también se puede ejecutar el techo de PRFC.

Mayor carga aerodinámica para unos tiempos por vuelta más rápidos

El difusor trasero funcional del nuevo 911 GT3 genera una carga aerodinámica cuatro veces mayor que en el modelo anterior, dado que los difusores frontales en combinación con el amplio labio de spoiler ya aseguran un flujo más constante en los bajos completamente revestidos del vehículo. Además, con la llamada suspensión tipo cuello de cisne se reducen las perturbaciones del flujo de aire al recorrer la parte inferior del alerón trasero. En conjunto, el nuevo 911 GT3 ya genera una carga aerodinámica un 50 % mayor con el ajuste aerodinámico realizado desde la fábrica. En la posición Performance para su uso en circuitos, la carga aerodinámica a una velocidad de 200 km/h aumenta incluso un 150 %.

Opcionalmente con arco de protección antivuelco

El 911 GT3 se siente especialmente a gusto en los circuitos de carreras. Por este motivo, un equipamiento muy popular es el paquete Clubsport que está disponible sin suplemento de precio. Junto a un arco de protección antivuelco detrás de los asientos delanteros incluye un cinturón de seguridad de seis puntos en el lado del conductor, un extintor portátil tomado del deporte del motor y un seccionador de batería.

Relacionado