Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El mundo que nos tocó? Lo podemos cambiar?

Recientemente nos hemos visto enfrentados a diferentes situaciones que nos han hecho replantear la forma en la que vivimos, nuestros sueños y en algunos casos, las personas que tenemos a nuestro alrededor. Situaciones como la pandemia, la crisis económica global, temor a muchas situaciones nuevas nos han volteado el mundo patas arriba (literalmente)!

Un virus del que nadie sabe nada, del que todos tienen una versión, un remedio, una posible hipótesis de la causa, algunos que no creen… en este momento de incertidumbre, pienso que lo único fijo es creer en nosotros mismos y en nuestra responsabilidad al cuidarnos de la mejor manera posible, y por supuesto ahorrar de donde se pueda. Seguro estamos viendo que muchas personas a nuestro alrededor están pasándola mal, mal de verdad. No sólo el temor de contagiarse de algo que no conoce nadie nada pero que seguro mata, el no poder desarrollar nuestras actividades con normalidad, y el temor a no tener los medios para continuar con el estilo de vida que teníamos y afrontar nuestras deudas.

Pero, ¿Cómo podemos ayudar? ¿Qué podemos hacer? Vivimos en una sociedad de apariencias, donde las redes sociales y lo que se publica en ellas, muchas veces son las que determinan la felicidad de una persona, y su seguridad. Una sociedad en la que no es valido y tolerable mostrar una debilidad. De hecho, mostrar debilidad y autenticidad, en muchas ocasiones puede ser aprovechado por algunos para “montársela” y etiquetar a las personas. Si bien, todos somos completamente diferentes, la presión busca que todos seamos iguales, y que muchas veces actuemos por presión.

Bajo esta situación, lo común es que todos mostremos nuestra mejor cara; pero ¿qué tan sano es? Desde mi punto de vista personal, no es sano: Vivir bajo una máscara, pensando que todo esta bien, no es sano. LO MEJOR QUE PODEMOS HACER ES BUSCAR AYUDA!

Durante mucho tiempo me escondí, claramente no soy perfecta y estoy llena de imperfecciones! Aún me cuesta abrazar mis imperfecciones, y cosas que me marcaron siguen presentes en mi vida y tengo el compromiso de abrazarlas cada día, me ha costado años, pero seguro lo lograré.

Si con la belleza y la estética, la cosa es peluda… imagínense con la económica! Qué donde vives, a donde vas, a donde viajas, como te vistes… tantas cosas que aumentan la presión! ¿Y si no hay dinero? Pues es peor.. con la estética, una cita en la peluquería, ropita diferente.. algo puede hacer la diferencia, si de verdad quiere un cambio. Pero en el tema económico es diferente. No podemos negar que vivimos en una sociedad arribista y cerrada; y para algunas actividades solo entran aquellos que tengan los medios para, y me estoy refiriendo puntualmente a las relaciones humanas. Debemos ser claros, que muchas veces se excluyen o excluimos a personas que por más que queramos, no cumplen con el ingreso $ para estar en el grupo de amigos; es más muchos de estos amigos, más que amigos son el medio para un fin ( en otra ocasión hablaré de eso). Por lo anterior, y para mantener ese sentido de pertenencia, muchos buscan aparentar más y cerrarse, y lo estamos viendo cada día más. Y vuelvo a mi pregunta inicial: ¿Qué podemos hacer para ayudar en el silencio?

Para mí, la respuesta es ESTAR y NO JUZGAR. El dinero, la belleza y la salud son cosas efímeras que en un mal acontecer pueden cambiar. Nadie está exento de un accidente que afecte su salud o que le deje alguna secuela física, tampoco lo está de hacer un mal negocio y perderle todo. No conocemos los retos, dificultades e inseguridades del otro; cada camino es diferente, pero si estamos y no juzgamos estaremos haciendo mucho más de lo que pensamos.

Los invito a mirarse antes de emitir un juicio de valor hacia otros. Los invito a que abracen las imperfecciones! El ser únicos es un privilegio que yo y muchos no valoramos. La autenticidad debe estar presente siempre! Rompamos el miedo de querernos, de fracasar, de tener dudas, de querer algo diferente!

Animémonos a ser auténticos en medio del caos, a expresarnos siempre libres y a arriesgarnos a emprender. Si no es ahora, ¿Cuándo? El mundo, el universo nos esta manifestando de mil maneras diferentes que todo esta mal.. Seguiremos igual?

 

Relacionado