Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El Mundo del Bebé Reborn

Después de un mes bastante alejada del teclado, hoy al fin decidí adentrarme en el blog para volver a hablarte de creatividad y arte. Más específicamente de artes como la escultura, la pintura, e incluso diseño y confección de ropa para bebé reborn a medida; vestidos, peleles, babero personalizado, body personalizado


Hace unas semanas tropecé en una red social con Mi Sueño Bebés Reborn. A raíz de ahí publiqué un post en mi perfil de esta red. Decía algo así; conocer sobre algo que a priori no te interesa, no solo no ocupa lugar, también puede llegar a sorprenderte, interesarte y hasta picarte el gusanillo. Ese post recibió numerosos likes, casi todos de personas que se rodean en torno al mundo de los muñecos hiperrealistas.

Hasta hace unos días jamás había mostrado interés por el mundo del Bebé Reborn. Me ha dejado fascinada lo que son, cómo se hacen y cuáles son las funciones que  desempeñan los bebés hiperrealistas. Os puedo asegurar que además de ser toda un trabajo meramente artesanal y uno de las muñecas más deseadas por el público infantil, también se utiliza con fines terapéuticos.

Bebé reborn por Loli Fernández
Fotografía cedida por Mi Sueño Bebés Reborn

Según he podido conocer a través de diferentes fuentes, para conocer sobre el origen de estas muñecas tenemos que trasladarnos a Alemania en tiempos de la II Guerra Mundial. Debido a la escases de todo, las madres echaban mano de la creatividad y la destreza para reformar las muñecas de sus hijas, haciéndolas “renacer” para así poder ofrecerles otras diferentes. Pero según nos cuenta la zaragozana Silvia Ezquerra (conocida como Silvia Creations) una de las mejores artistas de bebés hiperrealistas, fue a mediados de los 80 cuando los primeros Bebés Reborn salen a la luz. Lo hacen de la mano de coleccionistas adultas que empezaron a personalizar los famosos muñecos Nenuco. A raíz de la demanda suscitada empiezan a surgir las primeras escultoras con sus propias creaciones.

Cada una de estas piezas esculpidas y pintadas nos son muñecas reales son verdaderas obras de arte. Detrás de cada una de ellas hay todo un trabajo artesanal muy difícil de realizar y que requiere de mucho cuidado y esfuerzo. Tras estas obras se encuentran profesionales o autodidactas (reborners) de la escultura y la pintura a quienes (como en toda obra de artesanía) no se valora como es debido. Es más, se cuestiona el elevado precio que pueden llegar a alcanzar, sin entrar a valorar el cómo se han realizado y el porqué de estas creaciones.

Bebé reborn por por Loli Fernández
Fotografía cedida por Mi Sueño Bebés Reborn

Los precios pueden variar según el material utilizado y las características de cada pieza. Se fabrican en silicona o vinilo y posteriormente se pintan por capas y se hornea para el secado. Las obras que alcanzan precios más elevados están pensadas para coleccionistas y personas adultas. Algunos de estos bebés pueden incluir sistemas de respiración entre otros, e incluso la posibilidad de personalizar su imagen adaptándola a medida.  Los bebés reborn sencillos son los destinados a los peques de la casa y los más económicos. Estos pueden rondar un mínimo de 100 euros y son aptos para el juego infantil.  

Siempre es agradable ver uno de estos muñecos renacidos o bebés reborn en los hogares. Independientemente de cual sea la función que desempeñen y siempre que tengan los cuidados que se se especifique y no se les de un mal uso.

Cada uno de estos bebés necesita de unos brazos infantiles que la acunen, le cuiden y disfruten de él a través del juego. O quizás con su presencia en otro hogar su funciones puedan ser otras; como terapia para el Alzheimer o apoyo para superar una pérdida (nunca para sustituirla). También hay hogares que requieren a estos bebés para cuidarlos con esmero y tratarlos como lo que son “una auténtica obra de arte digna de coleccionistas”.

Dale riendas sueltas a tu creatividad, puedes sorprenderte.

“Crear para vivir. Vivir para crear”

Relacionado