Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El Hijab de alto rendimiento de Nike, una alternativa para mujeres atletas.

La prenda que cubre la cabeza de las mujeres musulmanas dio en el 2018 un paso importante de cara al desempeño deportivo de las atletas. 

El Corán establece que las mujeres deben cubrirse con un velo como un símbolo de seguridad y protección. Aunque existe una gran variedad de estas prendas dependiendo de la ocasión y el país. El hijab es una de las piezas más populares y más usadas por las mujeres alrededor del mundo. Se trata de una prenda que cubre el cabello y cuello dejando un ovalo para llevar sólo el rostro descubierto. 

En un esfuerzo de las atletas de alto rendimiento y  con la gran visión de Nike, después de más de un año para diseñar el Pro Hijab, la gran marca nos entrega una pieza particular, ciertamente revolucionaria pero siempre a servicio de la innovación deportiva.

Esto forma parte del resultado de la necesidad que presentan las atletas de alto nivel, pues veían limitado su rendimiento debido al uso de esta prenda tradicional en las competiciones. 

Amna Al Haddad la levantadora de pesas, representante de los Emiratos Árabes Unidos, compartió que el peso de la prenda sumado al riesgo de que esta se mueva durante un momento determinante, y la evidente falta de ventilación del material con que están hechas, afectaba su rendimiento y concentración en las competencias.

Una vez detectado el problema, la marca puso manos a la obra en busca de crear una pieza con su línea Nike Pro, enfocada en la ropa interior deportiva de los atletas con el fin de crear una pieza que fuera tan ligera como una segunda piel pero sin descuidar su valor simbólico y conservando su discreción. 

Otras atletas, entre ellas la patinadora artística de los Emiratos Árabes, fueron las primeras en poner a prueba el resultado y dar sus primeras impresiones, afirmando que esta es una gran oportunidad para las mujeres que buscan destacar en el ámbito deportivo.

Debido a que el diseño debía adaptarse a las variaciones y requisitos culturales, se crearon prototipos para las diferentes regiones, pero corredoras y atletas ya  podrán encontrar esta prenda en diferentes tallas, dependiendo de sus necesidades. Además de que Nike no quiso incluir más elementos para ajustar la prenda y así evitar que fuera más pesada.

Sin lugar a dudas este ha sido un gran acierto del gigante de la ropa deportiva, aunque no ha podido evitar que esta iniciativa este envuelta en polémica, pues mientras unos creen que este es un golpe sobre la mesa de la lucha inclusiva y feminista, a algunos otros les provoca molestia, especialmente a los grupos más conservadores. 

Relacionado