Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El blazer: una prenda versatil

A finales de los años 30 del siglo pasado, los “fancy-back jackets” estaban en la cima de su popularidad, pero su reinado fue de corta duración. Muy rápidamente, la chaqueta blazer de espalda simple (plain-back blazer) comienza a aparecer. Y en 1938, impone su diseño como el estilo más popular de la chaqueta deportiva. Sin embargo, la chaqueta no data de la época. De hecho ya hacía parte de los clubes de cricket británicos en la segunda mitad del siglo XIX.

Por lo general, estas chaquetas deportivas, eran de grandes rayas con los colores del club de cricket. Algunas de ellas llevaban colores tan chillones que estaban ataviadas del apodo de “Blazer” (del Inglés “to blaze”). 

En la época Eduardiana -período comprendido en Gran Bretaña durante el reinado (1901 -1910) de Eduardo VII (1841 – 1910)-, la chaqueta de rayas, fue la más pupular. Luego llega el famoso modelo inspirado del 《pea coat 》de la Navy británica. A veces cruzados, a veces derechos, con botones dorados y el escudo del club en el bolsillo del pecho.

Como era usual en la Navy, el blazer tenía un color azul marino (unido o con rayas) y el pantalón blanco. Con el tiempo, los colores de la chaqueta se fueron diversificando. El azul oscuro, siempre asociado con pantalones blancos, pierde su hegemonía en favor de colores más claros. El verde oscuro también experimenta un gran auge de popularidad. La chaqueta se convierte gradualmente en un puente entre lo que es aceptable para llevar a la oficina, y lo que se puede usar para ocasiones particulares; de alguna manera es el eslabón entre el traje formal y la chaqueta deportiva.

Su grado de formalidad está condicionado principalmente por los pequeños detalles, y el uso (o no) de un accesorio. El corte cruzado, por ejemplo, ahorra estatura, y en general es más formal que su homólogo derecho.

El más común hoy en día es el blazer 《navy》, aún con sus botones de metal, de inspiración militar, ya que, todavía se aprecia el carácter distintivo del botón dorado. No obstante, otras personas prefieren adoptar una aparencia menos vistosa y más en sintonía con nuestra época. 

El botón de color marrón oscuro es la alternativa más frecuente a los botones metálicos. Los botones del blazer tradicional son de cobre o dorados. En el caso de un blazer de color azul claro o de lino, los botones de nácar son siempre una buena elección. 



La cuestión del número ideal de botones en la parte delantera y en las mangas de la chaqueta es una cuestión de preferencia personal mas que un tema de tradición. Para la chaqueta blazer más popular que lleva dos botones, la usanza son los cuatro botones estándar en cada manga. La variante con dos botones también es aceptable. Al usar tres botones en la manga y dos para cerrar la chaqueta, sucede una ligera impresión de desequilibrio, por lo que es recomendable usar la chaqueta de tres botones al centro con mangas de tres o cuatro botones. 

El blazer, es una hermosa prenda con una increíble versatilidad. De paseo en el campo o de viaje, con un pantalón de franela o unos jeans, una corbata combinada y sin importar el tipo de puños de su camisa, el blazer siempre lo presentará con clase y estilo. 

Relacionado