Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El avance social, de la mano de la conciliación laboral

Al inicio del siglo XX, la mujer se incorpora masivamente a la actividad laboral, repercutiendo no solo en la esfera económica, sino también en el desarrollo de la sociedad. Con este cambio de paradigma, las políticas públicas se convirtieron en una pieza clave para incentivar esta nueva organización social e introducir mayores avances en materia de conciliación de la vida familiar, laboral y personal.

En el marco de la conciliación laboral, -derecho de los ciudadanos que permite armonizar el tiempo personal, familiar y laboral-, más del 90 por ciento de las excedencias o permisos para cuidar de los hijos lo piden las mujeres.

En la misma línea, la creciente participación de la mujer en la esfera formativa ha propiciado esta nueva orden social, derivando en nuevas necesidades legislativas. No fue hasta el año 1999 cuando España transpone en forma de ley orgánica (Ley 39/1999 del 5 de Noviembre) dos directivas europeas que incluían medidas para regular la conciliación laboral de las personas trabajadoras.

Actualmente, ha habido cambios en el marco legislativo europeo en materia de conciliación laboral, aprobándose el pasado 12 de julio de 2019 la Directiva (UE) 2019/1158 del Parlamento Europeo y del Consejo, por la que se deroga la Directiva 2010/18/UE del Consejo. El nuevo texto legislativo añade mayor precisión en la definición del permiso de paternidad, permiso parental y permiso para cuidadores, así como nuevas fórmulas de trabajo flexible para trabajadores que sean progenitores o cuidadores.

Tomando como ejemplo el continente europeo, de especial relevancia en este ámbito son los países Escandinavos. Noruega, Dinamarca y Suecia se encuentran en los primeros puestos en políticas de conciliación laboral. Han automatizado las bajas de maternidad y paternidad de 1 año o más, sin que se vean afectados sus salarios.

De la misma manera, entre las prestaciones sociales más populares en estos países destaca una ayuda económica en torno a los 100 euros mensuales por hijo hasta los 16 años con garantía de plaza de guardería pública, facilitando la reincorporación de los progenitores a su horario laboral.

En la actualidad, en España, numerosas empresas cuentan con una política de conciliación laboral más amplia; bien es cierto que la mayor parte de las empresas son multinacionales, con una cultura diferente y relacionada con las nuevas tecnologías.

De igual manera, existen diversas opciones que las empresas ofrecen a sus trabajadores para facilitar el equilibrio entre trabajo y vida familiar:

  • Teletrabajo – El apartado 8 del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores lo define como prestación de su trabajo a distancia, para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral.
  • Reducción de jornada – Posibilidad de modificar el horario y distribución de la jornada de trabajo para racionalizarla y ajustarla a las necesidades de cada trabajador.
  • Baja de maternidad y paternidad – Regulado por el Real Decreto Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. En el caso del parental el permiso es de doce semanas a partir del 1 de enero de 2020 y a 16 desde el primer día de 2021, para las mujeres es desde el primer momento de 16 semanas.
  • Flexibilidad laboral – surge como una solución que mejora la conciliación de los trabajadores permitiéndoles ajustar el horario y la forma de trabajar del empelado.

En definitiva, el avance social debe ir de la mano de mayores cambios en materia de conciliación, que facilite la consonancia entre la vida familiar y laboral. Para lograr este cambio se precisa de un mayor vínculo entre las políticas públicas y el mundo laboral.

Relacionado