Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El Amor Amor de Juan Pablo Socarrás

Con una presentación audiovisual sobria, sencilla y sincera, el diseñador presentó su colección en Colombiamoda 2020 centrada en el sentimiento más puro del ser humano.

Las colecciones de Juan Pablo Socarrás revelan historias que tienen que ver con su linaje, y contarlas a través de la moda se ha convertido en una manera de reconciliarse con sus raíces, abrazarlas y sentirse orgulloso de ellas. El Amor Amor, su colección para Colombiamoda 2020, no es la excepción.

Esta vez los protagonistas son Martha, una mujer barranquillera que regresa a su tierra materna, y Miguel, un médico costeño que arriba a unas vacaciones a la ciudad de Valledupar. Es ahí, en la cuna del vallenato, donde nace el amor entre los dos. “El Amor Amor, como el vallenato, es la historia de mis papás y el amor que cada uno representa. El de mi mamá, es el amor que no duda, el incondicional, el más perfecto, el más sincero. El de mi papá, es el amor que se transforma. Y está el amor que protege, el amor de los dos hacia mí. Y esto es lo que inspira la colección y lo hará en los siguientes ejercicios que realice a lo largo del año”.

Juan Pablo la describe como una colección de adaptación, tranquilidad y desapego, las tres lecciones que le ha dejado la pandemia como ser humano. “Gracias a este silencio, el tener que estar en casa y dejar ir, soltar, pude darme cuenta que lo que más me apasiona es el trabajo con las comunidades, con las poblaciones en contextos difíciles, con los artesanos e indígenas. Esta situación me permitió hacer la colección más tranquilo, sin tantos apegos”.

Por lo tanto, es una propuesta más liviana, no tan estructurada, lo que no significa que no tenga la esencia Socarrás. Vestidos de profundos escotes, suits y chaquetas con lazos para ajustar, faldas, blusas, grandes camisones, guayaberas femeninas, todo en materiales muy livianos (organza, popelina de algodón y seda), y toques artesanales como el macramé y tejidos en chaquiras, constituyen su apuesta para el mercado femenino. En tanto que para el masculino priman los suits desestructurados. “Una sastrería más relajada y evolucionada”, sentenció.

Los tonos elegidos por el diseñador fueron el blanco, el negro y el gris, así como los crudos y unos sutiles acentos en rosa, en prendas de un solo fondo. “Es un Caribe ausente de color, sin estampados”, aseguró. “Solo vemos delgadas rayas presentes en algunos tejidos”. También se apreciaron opciones relacionadas con el universo protectwear, tan en boga por estos días: overoles o jumpsuits para hombres, así como máscaras y cascos.

La puesta en escena, sobria, sencilla y sincera, realizada en la Casa Museo Santa Bárbara, en el centro de Bogotá, en conjunto con Samsung, marca que ha sido su aliada de tiempo atrás, fue grabada con el Galaxy S20 para mostrar no solo lo más reciente en tecnología móvil, también cómo esta nos acerca. “Me inspiración también proviene del Galaxy Z Flip, un celular que se despliega –y así es mi colección–. Me inspiré en sus colores, en el negro y el dorado, en los tornasolados y los tonos pastel de algunos de sus modelos”, aseguró.

Pero más que una puesta en escena es una historia de amor. “Quería transportar a los espectadores al Amor Amor que han sentido en algún momento de su vida, a que evocaran nostálgicos, pero emocionados, el amor de verdad”.

Relacionado