Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

El agua y el transporte son un auténtico lujo en estas ciudades

En esta vida nada es gratis, lo podemos comprobar viendo que en distintas partes del mundo los objetos cuestan más que en otras, como por ejemplo el agua, un elemento vital que a simple vista podría parecer barato, pero hay lugares donde es un autentico lujo.

La botella de agua embotellada de medio litro más cara del mundo se encuentra en Oslo (Noruega), donde tiene un costo de 1.52 euros, un 194% más alto que la media. Por el contrario, la ciudad con el agua embotellada más barata del mundo es Beirut (Líbano), con un costo de 0.3 euros.

Ciudades de Estados Unidos también tienen botellas de agua caras, como Playa Virginia 1.31 euros, Los Ángeles 1.27 euros y Nueva Orleans 1.22 euros.

Estos interesantes datos son un estudio del buscador de alquileres vacacionales Holidu, que decidió analizar uno de los gastos cotidianos con el que se encuentran los turistas cuando visitan una ciudad, para ello se seleccionó a 120 ciudades de todo el mundo y comparó los precios de 2 supermercados.

Además de las bebidas o alimentos, una de las cosas que los habitantes o los turistas de cualquier ciudad tienen que tomar en cuenta es el costo del transporte público, básico en grandes ciudades, en donde un viaje sencillo puede ser realmente caro.

Aquí te decimos cuáles son los transportes públicos más caros del mundo.

  • Copenhague viaje sencillo 4.07 euros
  • Estocolmo viaje sencillo 3.67 euros
  • Londres viaje sencillo 3.55 euros
  • Oslo viaje sencillo 3.55 euros
  • Zurich viaje sencillo 3.34 euros
  • Auckland viaje sencillo 2.78 euros
  • Dublín viaje sencillo 2.77 euros
  • Ginebra viaje sencillo 2.77 euros
  • Frankfurt viaje sencillo 2.60 euros
  • Berlín viaje sencillo 2.55 euros
  • Helsinki viaje sencillo 2.53 euros
  • Nueva York 2.42 euros

Como vemos hay cosas tan simples o básicas que en algunos lugares son más fáciles y baratas de conseguir, mientras que en otros lugares pueden ser pequeños lujos.

Fuentes: Cinco Días, Forbes

@ZonaDeOpinion

Relacionado