Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Eduardo Rivera y la elección interna del PAN

.Decía Leopardi, que “la paciencia es la más heroica de las virtudes”. Desafortunadamente, Eduardo Rivera y el “Yunque” panista, se olvidaron muy rápido de ello.

Así lo han expresado tanto militantes panistas como alcaldes electos por dicho partido, a quienes el mismo Lalo Rivera, como sus alfiles políticos, han ido a buscar en el marco de la convocatoria para renovación del CDE del PAN en la entidad.

Y es que si bien, Eduardo Rivera ni siquiera ha tomado protesta como el Alcalde de la Capital Poblana, ha instruido dar el mensaje, de que él será el próximo Gobernador de Puebla; al grado tal, de incluso decirlo de viva voz, en su afán de coordinar a los futuros alcaldes panistas en la entidad.

Bien dicen que en política la forma es fondo y a este paso, corre el riesgo de tropezarse muy pronto.

Si Lalo Rivera quiere ser Gobernador: Primero, tiene que hacer un extraordinario papel al frente de la capital; segundo, debe cuidar las formas con el Gobernador Barbosa durante lo que resta de su administración; tercero, debe moderar su ambición, así como la de sus operadores políticos como Marcos Castro, Ana Teresa Aranda y ahora, Rocío Sánchez de la Vega, quien se vislumbra como la sustituta obligada de Ana Teresa, tras la pifia de sus declaraciones defendiendo una elección mixta para favorecer a Castro,― aún en contra del empoderamiento de su propio género―; y por último, y nos menos importante, debe moderar sus promesas y acuerdos, además de ahora si cumplirlos.

Al respecto, ¿Recordará Eduardo Rivera que las plazas del Ayuntamiento son limitadas y que tanto estas, como los recursos, son para ejercerlos exclusivamente en la capital?

En fin, así las cosas en vías a la elección interna de Acción Nacional.

Relacionado