Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿Dónde quedaron las revistas? Ya no son la distracción en la peluquería

Por: Pipita Vernier.

La última vez que fui a cortar mi cabello, antes del confinamiento preventivo por Covid-19, nadie me ofreció revistas. En realidad esto viene pasando hace ya un buen tiempo. Las únicas que quedan son de al menos, 5 meses atrás y a veces, aunque con mucha suerte, hay una edición de Revista Sábado de hace un mes.


Ya no es noticia ni novedad que los medios impresos están en riesgo de desaparecer, De hecho, muchas revistas que solían estar en la mesa de la peluquería ya no existen y han cambiado, o más bien se han adaptado al cambio de la plataforma digital. Claro, hoy todo ocurre en nuestro celular y estamos una buena parte del día poniendo atención a este aparato en particular. Mi celular, mi vida. ¿Por qué? Adrián Carrasco, Editor Comercial de El Mercurio menciona que “las nuevas generaciones están más habituadas a la tecnología, es la era digital y es más fácil ver todo desde el celular”. Pero a decir verdad, esto no es algo de jóvenes y millennials. Es algo de la sociedad actual con todas sus edades.


Todos nos hemos acostumbrado a la inmediatez y la exigimos como un recurso básico que forma parte de nuestras vidas. Pero esa inmediatez viene además, acompañada de una buena estética, como parte de un abanico de canales informativos que llegan a través de nuestros teléfonos siendo leídos y compartidos, entre amigos, familiares, compañeros y colegas.


Además, a través de la comunicación digital, podemos ser lectores de medios internacionales que nunca hubiésemos podido leer de forma instantánea en el formato impreso. En mis 24 años, nunca vi una impresión del The New Yorker en la mesa de la peluquería, ni nunca la hubiera podido leer a no ser que viviera en New York. Hoy me enteró de sus noticias gracias a su versión digital.


Sabemos sin embargo, que esta era de instantaneidad hace a las personas víctimas de las fake news, ¿cómo enfrentan esto los medios? “Probablemente deben hacer un esfuerzo mayúsculo en tratar de ganarse la confianza de la gente y que la gente entienda que los medios tradicionales tienen un equipo periodístico que verifica los datos en favor de comunicar la verdad”, Jalil Figueroa Gazi, Editor Revista Sábado. Y claro, estos tiempos de plataformas digitales hacen primar en la consciencia de los ciudadanos la inmediatez por sobre el cuestionamiento de aquellas fuentes y la entretención por sobre la seriedad de información.


Sin embargo, no todo es malo. De hecho, hay medios a los que la llamada era digital les ha dado un nuevo aire, como es el caso de Revista Paula, esta revista dejó de realizar ediciones impresas y comenzó a enfocarse por completo al formato digital. ¿Su principal atractivo? La estética.


¿Por qué me compartiste ese link mamá? – “Me gustó la ilustración Pipita, y el artículo es interesante”. Sí, a mi mamá, como a muchas personas, principalmente, todo le interesa por la estética. Estamos en la peluquería, ella está leyendo y compartiendo artículos y noticias desde el celular. Yo intento buscar la revista más reciente sin tener suerte. Las demás mujeres en el salón están, al igual que mi mamá, en sus dispositivos telefónicos. Pero no es el único lugar. Esto ocurre en el Metro, el Transantiago, el auto, la sala de clases, la oficina de trabajo, en la fila del supermercado. Todos están informándose o divirtiéndose digitalmente. Todos dejaron de lado el papel.

Relacionado