Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

DLD … ¿En línea? ¿Cómo es?

Hoy 19 de Junio del año mas culer0. Aquí en Actitud, nos sentimos emocionados por nuestro primer acercamiento a lo que teníamos cuando éramos felices; A.C (Antes del Coronabairos).
Te entra esa incomodidad, esa maldita frustración en forma de pregunta: ¿Cuando podré ir a un concierto y romper piernas en el slam?. Pues simple y sencillamente… No tenemos ni la más mínima idea.

Para contrarrestar todo el furor de la incertidumbre hay algo llamado ETICKET.

www.eticket.mx/images/eticket_mx.png

¿Y qué rayo es ésa vaina? dirán ustedes, mientras se sacan el moco recostados en el sillón o mientras dejan el tamarindo nadar porqué el chisme está más bueno.

Pues verán ETICKET en resumidas cuentas es un servicio en línea donde se llevan a cabo conciertos de vaina y media.

Hoy, por ejemplo. Está el sabroso y jugoso sonido de DLD a todo lo que da. Pero aquí se viene a chismear, aceptémoslo. Muchos de nosotros (o no muchos) No les agrada la idea de comprar boletos para un concierto en línea, sin embargo eso no nos quita el morbo de saber cómo es.

De entrada es muuucho más cómodo, estas amarranado en tu cama oyendo tu música favorita sin tener que estar soportando el dolor de tus pies, a tus bendis diciendo que ya se cansaron, luchando por encontrar a los charoleros porqué o gustosamente terminaste tu chelita o el mosh hizo lo debido con la misma, nadie te la hace de a tos si estás ped@, la botana de tu preferencia la tienes en la esquina o, si eres chingon(@), no tienes que estar con el pendiente de ¡tu cartera!.
El alcohol te sale bien vara, vara. No te caen miados.

A pesar que si es muy cool y futurista y toda la lengua que quieras echarle. Tiene sus desventajas, y la mayor de ellas es que todo depende de tu conexión a internet, lo cual es casi tan frustrante como querer jugar a mediodía y tener que gritarle al monitor porque te laggeas.
Corres el riesgo de quedarte dormid@, al estar tipo nesflis y chil, no puedes evitar acurrucarte y hacer la mimisión. Existen demasiados distractores, pero a lo bestia, al estar en la comodidad de tu unidad de departamentos, aún peor en fin de semana, siempre están los vecinos peleoneros, el de las cumbias (que se enojan si te quieres colar a su peduki clandestina) o los bisquetes que nunca te esperan.


Pero ya enserio. Quédate en casa.
Nadie está feliz con la situación y obvio el furor de un concierto presencial no se compara ni un poco con tener una pantalla.
Cuídense mucho Alternos.

Relacionado