Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

DIFERENCIAS ENTRE SACO, SACO SPORT Y BLAZER

Un nuevo encuentro nos espera y con éste, la oportunidad de llevar al siguiente nivel las normas del estilo que componen el mundo del buen vestir. En esta ocasión, te hablaré de una serie de elementos con los que seguramente convives muy a menudo, ya sea para tu trabajo, para eventos sociales o de cualquier otra índole. Me refiero a lo que muchos, de forma general, conocen como “saco”, lo cual en ocasiones es atinado, pero en otras tantas, es erróneo, puesto que existen dos términos más con los cuales se le nombra a la prenda que tiene esta estructura, estos son “saco sport” y “blazer”. Acaso, ¿no sería genial poder identificar cada uno de estos?, si tu respuesta es “sí”, pues entonces comencemos.

SACO

– Pertenece a un conjunto, el cual es ampliamente conocido como “traje”, por lo que es imperativo el sólo utilizarlo con éste

– Los bolsillos siempre están ocultos, ya sea con solapa o sin ésta

– Los botones son al color del conjunto o en un tono muy similar

– Debe verse ceñido, pero si llegar al punto de deformar la prenda o el cuerpo de quien lo porte

– No deben utilizarse prendas debajo de éste, excepto en los trajes de 3 piezas, los cuales suman un chaleco

BLAZER

– Los botones por lo regular son metálicos, en tonos plateados o dorados

– Es una prenda que se utiliza de forma independiente (no viene con un pantalón)

– Las bases de color en las cuales se fabrica, son sólidas o con ligeros patrones

– Es menos ceñido que el saco, con lo cual permite la utilización de una prenda adicional debajo de éste

– Puede llegar a tener más de un bolsillo en los costados

SACO SPORT

– Es construido en tonos y patrones más llamativos

– Los hombros al ser menos estructurados que en los dos primeros, se marcarán menos al momento de portarlo

– Se usa (idealmente) sin corbata

– A veces puede tener coderas y en ocasiones, presenta bolsillos externos

– De las 3 variantes, éste es el menor formal

Ahora sí, S-Gentleman, con esta puntual guía, no habrá pretexto alguno para que puedas elegir aquella prenda que enaltezca, de forma excelsa, tu estilo y de paso, ahora podrás saber bien qué es lo tienes en tu armario y cómo es que debes usarlo. Como siempre, te recuerdo que todos estos consejos al momento de que los apliques, más allá de hablar de moda, deben de hablar de estilo, de quién eres, otórgales tu toque personal. ¡Hasta la próxima, S-Gentleman!

Relacionado