Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Detrás de la moda

Cuero, lana, plumas… Todos ellos proceden de animales, y pocas veces los usuarios conocen cómo se ha producido el abrigo de piel que lucen durante el invierno o en ocasiones especiales. A veces, este tipo de objetos se asocian a las personas que pueden permitirse artículos de lujo, pues no tienen un precio demasiado asequible, pero también hay prendas más baratas y para todos los públicos que no están exentas de maltrato animal.

Pieles

La India es uno de los países que más prendas de piel fabrican. Curiosamente, esta piel procede de las vacas, en su mayoría. Animales considerados sagrados en este país. Y sí, la población india no come ternera por cuestiones religiosas, pero en ocasiones, las personas más humildes se ven obligadas a vender sus vacas por necesidad, así como otras veces desean desligarse de estos animales por otras cuestiones, como el envejecimiento. Estas vacas suelen terminar siendo asesinadas cruelmente para obtener su piel.

Los zorros, cerdos, corderos y conejos también suelen ser el punto de mira de algunos fabricantes de prendas de piel o de cuero, desde las clásicas chaquetas y abrigos hasta zapatos considerados de la mejor calidad. Las técnicas utilizadas no tienen en cuenta el bienestar animal, y más aún si tenemos en cuenta que suelen producirse en países donde este tipo de leyes son inexistentes.

En el caso de los visones, estos se han convertido en una especie invasora en países como España, a causa de su uso para fabricar abrigos. Por no hablar del maltrato que sufren a lo largo de su vida, encerrados en jaulas y despellejados para ser convertidos en una prenda de lujo.

Lana

Las ovejas necesitan ser esquiladas al llegar el verano, cada año. Estos animales, originalmente, proceden de países fríos en los que su lana les es útil; pero en la actualidad están presentes prácticamente en todos los países, independientemente del clima. Además, algunos tipos de ovejas han surgido tras la selección de los individuos capaces de producir más lana.

Siendo así, ¿cuál es el problema de usar prendas de lana? Las ovejas no la necesitan en verano, es indispensable quitársela y si no se utiliza, acabará en la basura. Pero en este caso, también hay maltrato animal: la mayoría de las personas que se dedican a esquilar ovejas proceden de países latinoamericanos o del este de Europa, y únicamente vienen a España en la época en que se esquila a estos animales para realizar este trabajo. Están muy poco tiempo y cobran por el número de individuos esquilados, y no por horas. De ahí que realicen esta tarea de la forma más rápida posible, lo que causa estrés en las ovejas, que en ocasiones tratan de escapar y sufren cortes con las herramientas utilizadas por los profesionales.

Plumas

Que un edredón o ciertos tipos de abrigo se denominen “plumas” no es casualidad. Algunos de estos artículos están rellenos con plumas de aves. El proceso de obtención de este material no es muy diferente del del cuero, y al igual que sucede con los zorros, corderos o visones, se necesitan cientos de individuos para realizar una sola prenda. Algo totalmente innecesario si tenemos en cuenta que existen múltiples alternativas de origen vegetal o sintético.

Seda

Poca gente asocia la seda a un animal. Pero así es. La seda es el tejido que forma un determinado tipo de gusanos para construir el refugio en el que, posteriormente, se convertirá en mariposa y saldrá cuando esté lista para poner sus huevos. Los fabricantes de prendas de seda esperan a que los insectos hayan formado dicho refugio para hervirlos y obtener el tejido que estos fabrican.

Relacionado