Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

DESFILES VIRTUALES

Desfiles virtuales, modelos que no existen, ropa que desfila sola, prendas volando en el aire, vestidos digitales que nunca llenarán a tu armario y muchísimos cambios y renovaciones que debemos afrontar después de la crisis que estamos pasando.

La moda es arte, libertad, sueño y en sí, siempre ha significado en cierto modo un show, de hecho lo que en España se llama desfile, en el resto del mundo se entiende como “fashion show”. Esa magia de ver salir a los modelos con prendas que no tienen nada que ver con las fotos que luego se distribuyen por los medios, donde existen espectaculares desfiles, prendas exclusivas de Alta Costura, pret a porter, etc. Pero toda esta magia ha desaparecido y entramos en un nuevo mundo post Covid que lo ha cambiado todo y así será durante mucho tiempo, hasta que todo se normalice.

La moda ha entrado en una nueva era virtual y de soledad que mucho debe reinventarse para poder volver a emocionar de nuevo a su público. Toda esa magia que la crisis sanitaria del coronavirus ha hecho tambalear nos ha provocado situaciones de desesperación, y ya no hablamos sólo de cómo esta situación ha provocado pérdidas millonarias sino también puestos de trabajo que existían gracias a estar detrás de todo el engranaje de la moda, los desfiles, los eventos y la producción de ropa y de cómo firmas con historia que echan el cierre por falta de ingresos.

Chanel innovó y presentó su primer desfile virtual (en este enlace se puede ver https://www.chanel.com/es/alta-costura/primavera-verano-2021/) , y tras él muchas firmas también presentaron sus colecciones sin modelos, o con super modelos en 3D.

Sin embargo en el Hotel Adion de Berlín se hizo el primer desfile post covid no virtual donde la diseñadora Anja Gockel tenia que respetar varias normas como la distancia social y modelos con mascarillas que en este caso eran espectaculares.

También hablamos de Zara, al respecto que empezó integrándose en la nueva era lanzando sus prendas sin modelo, como suspendidas en el aire:

Más tarde Zara enviaba looks a las casas de las modelos y ellas tenían que maquillarse y peinarse de forma natural para que así finalmente pudieran hacerse una foto tanto ellas solas o un fotógrafo que las fotografiaba por facetime y finalmente se publicaba en la tienda online.

Según Fernando Merino, director de la agencia UNO Models, el futuro, aunque con incertidumbre asociada, es optimista, ya que “en realidad ya no había mucho casting de modelos presencial , casi todo era con material por email de videos y polaroids. Lo que ha traído esta situación es que nos hemos reinventado, hemos aprendido a a hacer sesiones remotas y muchos modelos a hacerse las fotos a si mismas o alguien que viva con ellos y de hecho es una práctica que aún se sigue haciendo aún con el estado de alarma ya finalizado”.

Esperemos que todo vuelva a la normalidad lo antes posible o al menos adaptarnos a la nueva era y incrementar nuestra originalidad y creatividad.

Gracias.

Relacionado