Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

DEFINE CUÁL ES TU ESTACIÓN DE COLOR

Y saca el máximo provecho a los colores en tus outfits

Antes de definir cuales son los colores que nos benefician y cuales son aquellos que por el contrario nos perjudican, es importante que definamos a cuál estación de color pertenecemos. Esto lo haremos analizando algunas características relacionadas a nuestro color y con una tabla sencilla que llenaremos más adelante.

Si te interesa descubrir a que estación de color perteneces, continúa leyendo.

Son 3 las características que se analizan para determinar la colorimetría relacionada con las personas. Estas son:

  1. Temperatura: que se relaciona con la psicología del color definiendo que hay fríos (los que tienen base azul) o cálidos (de base amarillo).
  2. Luz: hace referencia a la cantidad de luz que tiene un color, si tiene mucha luz se define como claro, y por el contrario si carece de luz, de define oscuro.
  3. Pureza: se trata del brillo o carencia de el en el color. Cuando el tono es 100% puro, se define como brillante, sin embargo si este es combinado se define como suave.

Sin embargo, para hacernos más sencillo el proceso de identificar nuestro color, se creó una analogía que relaciona los tres aspectos que mencioné arriba con, las estaciones del año (primavera, verano, otoño e invierno) por lo que cada uno de nosotros pertenecemos a una estación y una subcategoría.

A continuación, con la ayuda de la siguiente tabla identificaremos tu estación.

Guía para llenar la tabla de colorimetría

Si tu cabello es rubio o castaño claro la temperatura es cálida, si es castaño oscuro, chocolate o negro la temperatura es fría.

Si tus ojos son miel o verdes, son cálidos; en cambio si son de color café oscuro, negros, azules o grises entonces son fríos.

Si tu piel es muy blanca es fría, en cambio si eres moreno(a) claro y hasta muy moreno tu piel es cálida.

Si tu cabello es rubio o castaño su valor es “claro”; si es café chocolate o negro su valor es “oscuro”.

Si tus ojos son miel, azules o verdes su valor es “claro”; si son cafés o negros entonces su valor es “oscuro”.

Si tu piel es blanca o rubia su valor es “claro”; si es morena es “oscuro” (cuidado, no se trata de herir susceptibilidades, no se necesita ser muy moreno para considerar esta característica), por esta razón objetiva es que el análisis de color debe hacerlo un ojo entrenado y con mucha experiencia, ya que nuestro ego sale a la defensiva si alguien nos dice que pertenecemos a la característica de piel oscura y uno se imagina de inmediato a alguien de raza negra.

Si tu cabello tiene varios tonos de color (como rayos o mechas, sean naturales o creados en la estética) su croma es “suave”; en cambio si solo ves un tono uniforme entonces su croma es “brillante” porque es puro, es decir, no está combinado con otro tono.

Si tus ojos, alrededor de la pupila, tienen varios tonos de color, algunas veces se ven como rayos delgados (predominantes en los ojos de color verde, grises y a veces miel) entonces su croma es “suave”; en cambio si solo ves un tono su croma es “brillante”.

Si tu piel tiene varios tonos de color, ojeras, lunares o pecas entonces su croma es “suave”, pero si observas una piel casi en un tono uniforme desde la frente hasta la barbilla, entonces su croma es “brillante”.

RESULTADOS:

Luego de llenar la tabla, te darás cuenta que no todas las características se repiten yes súper normal. Hay personas que tienen cabello y ojos fríos pero piel cálida, por lo que la característica que gana es la fría. Repite lo mismo con cada una, la característica que domine, ¡esa es!. Al terminar identifica a cuál estación perteneces:

Primavera: es cálida, clara y brillante.

Otoño: es cálido, oscuro y suave.

Verano: es frío, claro y suave.

Invierno: es frío, oscuro y brillante.

Ahora que ya sabes tu estación entiendes porqué hay colores que no te favorecen por mucho que te agraden. Una persona invierno que usa un color beige o café se verá pálida pues son colores cálidos y necesita usar tonos más fríos como el negro, azul marino, rojo sangre, etc.

Y pues, hasta acá llegamos por este post, espero que lo hayas disfrutado. Por acá te dejo enlaces a otros post relacionados para que saques provecho de los colores ahora que conoces a que estación perteneces.

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Relacionado