Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

De mujer para mujeres. ¡Siéntete espléndida!

Se acerca el verano, más que las ganas -que nunca han faltado- son las noticias las que generan esa esperanza de volver a vestir y a lucir lo que nos venga en gana. La mascarilla robó protagonismo a esos complementos que de alguna manera dan un toque particular a nuestra imagen con sus formas y colores. Lo que parece una tontería se ha convertido para muchas de nosotras en un permanente estado de ansiedad y de desánimo que nos ahoga.

Además de lo pasado y sufrido el año anterior, este 2021 ha sido un algo más que insípido. Lo poco que podíamos hacer fuera de casa y en sociedad no nos ha dado alas para mucho. Con la llegada de las vacunas y el fin del estado de alarma empezamos a poder salir con algo más que una esperanza a ciegas. Ahora salimos expectantes y aun con mucho cuidado, pero más alegremente y sobre todo sin miedo.

Aunque la precaución y la protección siempre la seguiremos llevando con nosotras, ya nos dan ganas de pensar como será ese nuevo look que nos de vida este verano. Porque no, no es una tontería, no sólo la necesidad del reencuentro y el abrazo con los demás es lo que nos mantiene en este estado de ansiedad. El reencuentro con nosotras mismas también es algo que anhelamos y que nos perturba muy silenciosamente haciéndonos un daño brutal.

Hemos dejado tanto de lado nuestro exterior, que interiormente nos ha llevado a un desasosiego difícil de explicar. O quizás no, quizás no sea tan difícil, basta con mirarnos al espejo para observar que el exterior no es lo que está deteriorado. No es sino más que el reflejo de nuestro interior, ese interior vengativo que nos desalma.

Detrás de esa mirada con la que cada día despiertas, hay todo un carrusel de ideas y cosas por hacer que hay que poner en marcha. Es la hora, nunca es tarde, pero quizás sí sea este sea el mejor de los momentos.

Nuestro -yo- está dentro de cada una de nosotras gritando desaforadamente que le dejemos salir. Necesitamos recuperar la sonrisa sincera, conseguir ese conceso con nosotras mismas que nos llegue a la estabilidad. Buscar ese equilibrio entre cuerpo y alma que nos devuelva las ganas de hacer y deshacer cuantas veces haga falta. ¡Sí, cuantas veces haga falta y hasta encontrarnos esplendidas!. Tan estupendas como éramos antes de… O puede que más, porque lo vivido y sufrido debe servirnos para superarnos.

Da igual si es el interior o el exterior el que nos mantiene tan alejada de nuestro -yo-. Aprovechemos el momento y hagamos de nuestras debilidades oportunidades. Vamos a sentirnos magníficas por dentro y por fuera, o viceversa. Dejemos de perseguir los cánones de belleza, de seguir las modas marcadas y de auto culparnos por todo.

Ahora llega el verano con su luz y su color resucitándolo todo. ¡Estamos en el mejor de los momentos! Empezamos a echarnos abono y a regarnos en la justa medida para florecer a nuestro antojo.
¿Nos ponemos manos a la obra?

¡Siéntete esplendida!
“Ya es hora y no vamos tarde. Hazlo posible, pero desde adentro. Sólo buscando en tu interior puedes saber como quieres verte por fuera. Que toda una explosión de color, luz y vida haga que tu look recupere ese -tú- que tanto tiempo lleva cautivo

Crea tu look como te venga en gana. Piensa en esos pendientes de artesanía que pueden crear a tu antojo e incluso combinados con gargantillas, colgantes y brazaletes a juego. Diseña tus complementos y luce las formas y colores que más te gusten. Viste esa moda que salga de tu armario y te haga sentir cómoda. Busca en tu interior y sal a comprar tu look. O escoge ese otro con el que te encuentres a gusto aunque el resto te mire como un bicho raro, -nada mejor que ser un bicho raro entre tanto cromo repetido-.

Ya es hora y no vamos tarde, porque nunca es tarde para sentirse espléndida.
¡Vamos a sentirnos vivas!

Relacionado