Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

DE LA MODA, LO QUE TE ACOMODA

Por Alexa Rivera

Hoy en día, nosotros los llamados estudihambres o como yo prefiero decirnos, estudiantes en ahorro y abstinencia, tenemos muchas cosas en las cuales pensar y una de esas es la moda.

La verdad es un asunto un poco complicado, ya que para vestirte diario, no deberías utilizar la misma prenda en las próximas dos o tres semanas dependiendo de qué tan cool quieres verte. Las reuniones, fiestas o eventos sociales son algo extremadamente distinto; la regla más básica es: no puedes, ni debes repetir prendas hasta el siguiente año.

A la hora de comprar, no hace falta gastar

Cuando hablamos de una “ganga” o un buen “deal”,  nos referimos a comprar piezas por mucho menos valor de su precio original. Yo te recomendaría ir a tiendas de ropa diferentes y hasta un poco alternas, al grado que ni crees que venden ropa pero terminan por encantarte. Estamos hablando de una búsqueda del tesoro, es cosa de indagar, y así encontrar muchos estilos diferentes que tal vez no sabes que te gustan hasta el momento en que los ves y los pruebas.

Surtete en mercados y tianguis

Visita lugares como mercados y puestos en las calles los fines de semana. Hay varios tianguis alrededor de tu ciudad o de tu comunidad, unos un poco más legales que otros, pero con el mismo fin, vender. Identifica los días que se ponen y en qué colonias.

Free shops y beneficiencia

Es casi imposible encontrar una tienda o lugar donde la ropa es gratis, sí, así es, leíste bien, ¡gratis!

Estos son los free shops; lugares donde cualquier prenda o accesorio, ya sea para  mujer o para hombre, están disponibles para ti siempre y cuando te encante lo que hayas tomado y/o dejes otra prenda a cambio. Hay diferentes artículos como: sombreros, zapatos, hasta sacos súper elegantes.

Este concepto sí existe pero muy rara vez las encuentras en países latinoamericanos.

Pero de seguro conoces algunas iglesias de distintas religiones que realizan actividades de beneficencia. Una de ellas es la recaudación de fondos a través de la venta de ropa de segunda mano a precios super bajos, casi regalados.

¡Qué empiecen las rebajas!

Otro tip, por si no te llegaran a convencer las experiencias un tanto hippies y eres más de plazas o centros comerciales, es ir a comprar cuando las cosas ya no estén de temporada, ya que a todo le bajan desde un 50% hasta un 70%, dependiendo el lugar y la tienda.

Para este consejo es bueno saber qué colores entran o no entran en la temporada  dependiendo el clima, el tiempo y la armonía que quieras tener con estos. Por ejemplo, para el frío se recomienda unos colores grises o secos, y para el calor colores más llamativos, vivos y la combinación de varios de ellos.  Así que ya sabes, si ves algunos de esos colores y ya no es tiempo, no dudes en dar un tarjetazo y darte un buen gusto un tanto barato.

Finalmente, en lugares con climas cambiantes donde te encuentras con frío en la mañana y calor en la tarde, o que si estás en sombra hace frío y si estás en el sol hace un calor insoportable–, tenemos que irnos preparados para todo, ya que no vas a volver a tu casa por más que esté cerca (porque son $7 de camión de ida y $7 de regreso, o una caminata que seguramente no va ayudar nada, ya que tu imagen social se va a ver dañada y esto tú, más que nadie, sabes que no puede pasar) por lo que tienes que verte lo más impecable posible, además de que da muchísima flojera y cuesta dinero estarse bañando a diario, lo que te lleva a aplicar por lo menos dos veces por semana un baño francés, pero ese es otro asunto.

Relacionado