Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Datos, datos y más datos

Los datos son el petróleo de nuestra época. Hace pocas décadas, era un problema ampliar la capacidad de almacenamiento para guardar datos. Hoy, el problema es interpretar cantidades de datos masivas gracias al almacenamiento eficiente y extenso. Las bases de datos guardan todo tipo de información sobre gente, transacciones, preferencias y comportamientos. Su utilidad es explotada mediante el análisis de datos.

La minería de datos es una doctrina especializada en recopilar, limpiar y analizar grandes cantidades de información para obtener conclusiones útiles. Esta industria ha sido revolucionada altamente por la inteligencia artificial que busca patrones y encuentra relaciones entre los datos. Por ejemplo, algunas aplicaciones de la inteligencia artificial son el reconocimiento facial, clasificación de imágenes y análisis de personalidad.

Antes, los seres humanos tenían que reconocer las tendencias observando los datos. Ahora, la computadora lo logra por sí misma y saca conclusiones que probablemente nunca se nos hubieran imaginado. Esto tiene grandes implicaciones éticas. Por ejemplo, un algoritmo de inteligencia artificial que analiza perfiles de la gente para determinar la probabilidad de que hayan cometido un crimen se ha vuelto discriminatoria por considerar a la gente de color como más propensa a ser criminales. Habría que preguntarnos si queremos dejar decisiones de esa magnitud en manos de máquinas sin criterio moral.

Relacionado