Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Cuidados especiales para cada tipo de cabello

Si recuerdan que de pequeños tenían un tipo de cabello y ahora, ya no es el mismo, no están locos, es normal. Esa modificación se debe a las diferentes agresiones químicas, naturales, alimenticias y hasta de stress. Las mismas son capaces de transformarlo en un cabello mixto. En este post te vamos a contar cómo tratar cada tipología.

Si tu cabello no es ni normal ni mixto, puede que sea seco. Es fácil identificarlo porque carece de brillo y es muy frágil, como consecuencia de una variación en el ph, que generalmente es más ácido. A esta tipología le recomiendo mucha hidratación y grasa natural (shampoo, mascarillas y tratamientos correctores) para recuperar el brillo y el volumen perdido. Si por el contrario tu cabello es graso, brilla más de lo habitual, esto trae consigo la caída del cabello. Necesitas tratarlo con urgencia con un shampoo especial, mascarillas y tratamientos astringentes que disminuyan la grasitud.

Otro factor que compromete la calidad del pelo son los cambios drásticos de color, en algunos casos, hace que el pelo se enrede con mayor facilidad, llegando a perder intensidad. En estos casos es necesario invertir en productos que además de ayudar a mantener el color, le devuelvan al pelo, su vitalidad. **En Happy Hour podemos asesorarte, también, en la compra de productos**

Aquí te dejo algunos pasos de cuidado básico para que incorpores a tu rutina

  1. Para preparar el pelo: la base de tratamiento es el shampoo. Elegirlo en función de tu tipo: normal, seco, mixto o graso.
  2. Lavarlo día por medio, ya que el cabello demora 24 horas en secarse completamente. Sólo recomiendo el lavado diario si la condición del cabello es grasa.
  3. Recurrir a un shampoo nutritivo y otro neutro, e intercalarlo día por medio. Como los productos de tratamiento son muy pesados lo que sucede es que saturan el cuero cabelludo, de ahí la recomendación de combinarlo con uno del tipo neutro.
  4. Si necesitan aplicar acondicionador que sea especial al tipo de cabello: normal, mixto, seco o graso.
  5. Mientras el pelo está húmedo, peinarlo con un peine de dientes anchos y siempre hacerlo de medios a largos; para luego de raíz a largos.
  6. Evitar irse a dormir con el cabello mojado, especialmente con bandas elásticas demasiado ajustadas o tirantes, ayudan a que se quiebre fácilmente.
  7. Recuerden siempre enjuarse bien el cabello porque si no lo hacen se verá sucio y grasoso.
  8. La regla de oro es que no usen más de tres productos por lavado: shampoo + acondicionador + crema de peinar.

  1. La base de todo gran peinado es el lavado. Al hacerlo masajen el cuerpo cabelludo con las yemas de los dedos para activar la circulación, si lo hacen con las uñas lo van a dañar. Si están pensando en usar una planchita o buclera no olviden, como paso previo, recurrir a un protector térmico.
  2. Para productos de terminación les puedo sugerir que los apliquen (siempre en poca cantidad) sobre el cabello húmedo: los de texturas livianas para rulos y cabellos finitos; y los de texturas más espesas para cabellos gruesos. Se aplican de adentro hacia afuera, peinando el cabello (como si lo moldearan). La mouse ayuda a marcar en cabellos húmedos; el spray fija el peinado y ayuda a bajar el frizz; mientras que el gel se aplica preferentemente después de los peinados recogidos (colas altas, torzadas, colas tirantes) para darle una mejor terminación.

 

Si les gustó este post, los invitamos a compartirlo en sus redes sociales. Nos vemos en la próxima entrega.

 

Imágenes: Freepik

Relacionado