Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

CREATIVOS DE MODA ¿DE DÓNDE VIENE LA INSPIRACIÓN?

Publicado por @CamiloVilloria. Artista plástico y Estudiante de Moda e Indumentaria en LCI.

La inspiración es una palabra latina que sirvió en su momento para describir aquel instante en que las Musas iluminaban el alma antes de cualquier actividad creativa. Es una palabra que, si bien, está rodeada de un aura mística, tiene nada o poco que ver con una personita en el más allá diciéndonos qué hacer a la hora de crear. 

La inspiración también tiene que ver con el proceso natural de introducir aire a nuestros pulmones para respirar y de este modo, esta definición sitúa la inspiración como un acto cotidiano que necesitamos para vivir. Personalmente me gusta entenderla de esta manera. 

Como creativo de la industria de la moda me enfrento todos los días a un papel en blanco antes de diseñar, por lo que la inspiración, más que situarse en las manos de un externo (Las musas o el espíritu santo), viene anclada a acciones cotidianas que puedo hacer para me llenarme de ganas y propósito creativo. Dibujar para mi es parte esencial de mi vida, así como lo es respirar. Encontrar un proceso adecuado para despertar la creatividad es necesario para entender que incluso la creación artística más elevada tiene unos pasos y unas decisiones asertivas. 

Del mismo modo como al inspirar, debes inhalar profundamente para oxigenar tu cuerpo, te invito a que hagas estos tres pasos para potenciar tu creatividad:

  1. Da un paseo

La inspiración viene de tu sensibilidad de cómo percibes tu entorno ¿qué cosas llaman constantemente tu atención? ¿Qué paletas de colores encuentras en tu día a día cuando caminas por la calle? ¿Qué texturas encuentras en una pared roída por el tiempo? ¿Qué formas y contornos ves a diario en objetos y paisajes que puedes traducir en siluetas novedosas para un atuendo?

Cuando estás disponible para experimentar sensorialmente tu entorno encuentras elementos interesantes que puedes registrar en una libreta de dibujo, en un blog de notas, en una foto rápida con tu celular. 

Hay creativos que encuentran inspiración en la naturaleza mientras dan un paseo. Muchas de las paletas de color, las texturas, siluetas y fibras textiles que vemos en los desfiles de grandes diseñadores se enfocan en la observación de lo que ven: el agua, un colibrí, una mariposa, un grupo de setas creciendo en la madera de un árbol. 

Ahora bien, si la naturaleza no llama tu atención, da un viaje en bus! Puedes sacar inspiración inclusive viendo a las personas que se suben, las locaciones que ves en la ventana, el paisaje arquitectónico de tu ciudad. Eso sí, no olvides tu libreta de dibujo.

  1. Mira referentes de otras áreas del conocimiento

Puedes sacar inspiración de diversos lugares y si es tu interés producir de manera única y auténtica investiga fuera de la moda. Cierra pinterest y los desfiles que tienes abiertos en youtube porque eso ya está hecho! Puedes empezar preguntándote ¿Qué me interesa? ¿Lo es la literatura, el arte, los últimos descubrimientos de la medicina o la astronomía? Mira fuera de la moda para encontrar a través de tu sensibilidad formas de traducir lo que te llama la atención en el ADN de tu nueva colección, desde los colores, las fibras textiles, hasta las transformaciones textiles. Recuerda que lo que diferencia a un gran diseñador es su punto de vista, es en lo que decide fijar su atención. 

  1. Dibuja tus emociones

Si mirar hacia afuera no te ha servido, quizá te sirva mirar hacia adentro. Tus emociones y recuerdos son la fuente de inspiración más cercana que tienes a la mano. Traducir tus experiencias dolorosas, felices, traumáticas, alegres o angustiantes en una obra creativa puede ayudarte no sólo a lograr diseños auténticos y diferentes, sino a elaborar y transformar procesos emocionales que te están costando. 

Basta con sentarse en un espacio íntimo, libreta en mano, cerrar los ojos y conectarte con la emoción que te trae el recuerdo. Al principio no saldrán dibujos concretos, de hecho es lo que buscamos con esta técnica. Explora sensorialmente el recuerdo a través de rayones abstractos, notas, palabras, bocetos rápidos. Haz tantos como puedas. Deja la libreta de lado unas horas o días, vuelve a ella cuando vayas a diseñar y seguro hallarás elementos interesantes que de otra manera no habrías encontrado. 

Relacionado