Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Cosificación de la mujer a través de anuncios de moda: 1900-1910

¿Porqué estudiar la moda? ¿Cómo afecta la moda a la sociedad? ¿Porqué seleccionar los años comprendidos entre 1900 y 1990? ¿Son los anuncios una representación cultural?

El objetivo de la publicidad es intentar incrementar el consumo de un producto. Los anuncios venden ideales, intentan hacer creer al espectador que comprando los objetos anunciados su vida mejorará.

La cultura (transformación que el ser humano realiza sobre la naturaleza) junto con la ciencia ha permitido que el hombre controle y domine durante siglos a las fuerzas naturales, y a la mujer como un elemento más de las mismas. 

Cada año la industria de la moda de compra online mueve unos 73.000 millones de dólares, la física supera el trillón de dólares, una casa de alta costura parisina tiene una plantilla de más de 500 trabajadores… La industria de la moda da trabajo a miles de diseñadores, artesanos, trabajadores, peluqueros, maquilladores, expertos en marketing, periodistas, fotógrafos, azafatas, organizadores de eventos y modelos; de los que una gran parte son mujeres. Según ESTACOM (instituto español de comercio exterior) las exportaciones españolas textiles rondan los 1.210 millones de euros. Las redes de falsificación especializadas en grandes marcas se embolsan unos $100.000 millones cada año. 

Y es que la moda es uno de los primeros signos de globalización. Raro es el país en el que la élite no puede comprar en Gucci, Prada o Dolce Gabbana, o en el que la clase media no pueda renovar casi semanalmente su vestuario en multinacionales como Primark o Inditex, esta última crea unos 128.000 puestos de trabajo anuales.

Desde la antigüedad la ropa ha sido un elemento diferenciador entre las clases. En este trabajo pretendo mostrar la evolución de la moda femenina respecto a la evolución de la sociedad desde 1900 a 1990; utilizando para ilustrarlo una recopilación de anuncios de época. 

De 1900 a 1910.

1900

Ilustración 1, Fuente Anuncios de “La esfera” y “Blanco y negro”.  Mediados de 1900

Durante la primera década del siglo XX se realizaron importantes avances tecnológicos e intelectuales. La publicidad empieza a incitar el consumo de una población impulsada por la revolución industrial que impuso la vida en la ciudad sobre la vida en el campo. 

La principal ventaja que se puede asociar directamente al mundo de la moda, e indirectamente a la mejora del nivel de vida, fue la popularización del algodón, un material más fácil de limpiar que la lana y por lo cual, más higiénico. El aumento de la higiene se asocia con el descenso de la mortalidad tras la revolución industrial

El trabajo del algodón, de la seda y de otros tejidos era confeccionado por mujeres en fábricas, de las que un gran porcentaje eran menores de edad. Las jornadas laborales de las fábricas eran de unas once horas y el salario de las mujeres, al percibirse como un complemento del sueldo del marido, inferior al del hombre. Esta desigualdad salarial dio lugar a huelgas como la recogida por el Liberal de Puerta de Castilla el 20 de septiembre de 1911 en Murcia.

“El miércoles 20 de septiembre de 1911 las hilanderas de la Fábrica grande de seda, de la Puerta de Castilla, protestaron contra una rebaja en el jornal de diez céntimos.”

De 1910 a 1920 la mujer presenta una figura estilizada por el corsé, los trajes se adornas con tiras bordadas o cintas de encaje; y es común el uso de sombreros; moda parisina que se implanta entre las clases pudientes. Los anuncios trasmiten la importancia de clase y dejan entrever el optimismo y el alto nivel adquisitivo de las clases altas.

La leyenda del anuncio de la derecha destaca la procedencia parisina de los trajes y del abrigo; desde el siglo XVII Francia es tomada como referencia de la moda europea.

En 1897 el Eco de Cartagena publicó la siguiente noticia:

1897

Siguiendo la moda del XIX que presentaba como ideal de belleza a alcanzar la palidez y un aspecto enfermizo, obtenido normalmente mediante la ingesta de arsénico en este año se habla de la imposición de un canón que empieza a asociar la belleza a la delgadez. En la misma noticia se habla de que en la capital francesa se ha normalizado el deporte, la esgrima para señoras, las caminatas y las comidas sin pan. Tal vez lo más alarmante es la sentencia “las mujeres sufren con gusto con tal de quedar a la moda”; cabe recordar que en 1870 sir William Gull documentó el primer caso de anorexia nerviosa no ligada al “ayuno religioso”.


Fuentes:

Datos: http://www.texfor.es/es/

 J.M Riera y E.Valenciano. Las mujeres de los 90. Ediciones Morata 1991. ISBN 84-7112-357-6

Cangilon.regmurcia. Numero 7

 

 

 

Relacionado