Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Cosas que debes tomar en cuenta cuando compras una chamarra de piel

Hay que admitir, que una chamarra ya sea de cuero o piel, siempre se va a llevar bien con cualquier prenda y por ende nos va a hacer lucir bien, sobre todo si queremos obtener un look rudo y ochentero. Incluso, una chamarra de cuero te puede acompañar en distintas actividades y hacerte lucir como galán de película de los 80’s, ya sea para andar en motocicleta, salir a trabajar, dar la caminata o hasta para salir de viaje y caminar por un pueblo mágico y tomarte una buena fotografía.

Pero sin duda hay que admitir que con la llegada del veganismo, animalismo y el cuidado al medio ambiente, muchas personas han optado por dejar de usar una chamarra de piel autentica y han optado por las sintéticas, y esta bien, es respetable su decisión, pero así como hay personas que no quieren usar una chamarra de piel, hay personas que si las hay y son cuidadosas a la hora de comprar una chamarra para saber si es de piel auténtica.

¿Pero cómo sabemos que es de piel auténtica?

¿Cual es mi mejor opción?: Sí, estamos en una época animalista y eco-friendly en la que muchas personas compran una chamarra de cuero sintético. Sin embargo, la calidad del sintético puede variar de acuerdo a la marca y su fabricación. Ya que hay chamarras de cuero sintético que duran años intactas y otras que con la primera puesta ya se están desgastando y el sintético se les empieza a caer. Además, como dato curioso, son más calurosas que las de piel original y se calientan más rápido.

Es recomendable que si quieres que tu prenda dure y no se maltrate, compres una chamarra de piel auténtica. Puede que te remuerda la conciencia al saber que es de piel de un animal, pero debes saber que existen pueblos mágicos en donde se venden prendas de piel y estos negocios de piel son el principal sustento de dicho lugar, podemos poner como ejemplo Naolinco en Xalapa y su gran cantidad de negocios de prendas hechas de piel.

Es tu decisión, elegir la chamarra que tu consideres, pero piensa esto. Si es una de sintético y se te desgasta constantemente ¿vas a estar gastando varias veces al año cambiando una prenda que te puede durar varios años? Ya que como comentario personal, debo añadir que tengo chamarras de piel que eran de mi abuelo (estamos hablando de hace más de 50 años) y todavía siguen como nuevas.

Que se adapte a tu cuerpo: Algo que tienes que tomar en cuenta ya que elegiste tu chamarra de cuero, es ver que la prenda se adapte a tu cuerpo y se vea bien, tenga las proporciones perfectas. Por ejemplo, si tienes cuerpo grueso y rellenito, elige una chamarra de corte recto y elegante. Nunca elijas una que te quedé muy grande. Lo recomendable es que te quede a la medida. 

Otro aspecto a tomar en cuenta es comprar una chamarra que termine a tu cintura, si quieres puedes probar con una que este por debajo de la cintura como a unos 2 o 3 centímetros, no más. Nunca compres una que te quedé hasta abajo y parezca falda de monja. Tienes que asegurarte que te llegue a la línea de tu cintura, ya que te ayudará a verte más alto. 

 No seas tan extravagante: Últimamente, están de moda esos diseños que tienen púas, bordados, tachas y hasta logos de superhéroes. No estoy juzgando, se ven bien si eres fan de ese tipo de cosas y te quedan bien para lucirlas en una fiesta casual o salida. Pero si quieres verte elegante y formal y por supuesto con estilo. Lo recomendable es que las evites ya que luego te será difícil combinarlas.

Como tip, puedes comprar una con el bordado o logo que quieras para una ocasión y otra formal para alguna reunión o salida. La cuestión es encontrar un momento para cada chamarra. Bueno, es lo que yo pienso.

 No te aloques con los tonos: Trata de recordar que colores tienes en tu armario. Generalmente las chamarras negras y marrón son más elegantes y combinables que las que tienen colores exuberantes como el verde, plateado y amarillo. Hay que admitir que se ven padres y muy bonitas ya que se salen de la regla convencional, pero a veces como dije anteriormente son difíciles de combinar y si compras una que sea de un color extravagante, asegúrate de tener varias prendas y zapatos que combinen con estas.

 El truco: Para saber si una chamarra es de piel auténtica, lo que tienes que hacer es raspar una moneda en esta. Si se empiezan a desprender pequeños pigmentos entonces te tengo malas noticias, quizás no sea de piel auténtica. Otra manera de hacerlo es pasar un encendedor (no lo dejes mucho tiempo, solo pásalo por 5 segundos y ya, de un lado a otro) por dicha prenda. Si empieza a arder, y quemarse, estas ante una prenda de sintético. Y si no arde, es completamente original. La piel se arrugará un poquito pero después de enfriarse volverá a su estado original. 

 

Relacionado