Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Conversando con un director de cine chileno

Cristian Kaulen es Director de la Escuela Nacional de Cine de Chile, la que actualmente  funciona como una de las principales escuelas cinematográficas independientes suscritas al sistema de educación chileno.

IMG_3231

Fotos y entrevista por: Franco Lombardi

¿Cómo cree que se proyectan a futuro las productoras chilenas?

-“Mientras no exista cuota de pantalla en Chile, siempre va a ser muy difícil. Algunas van a tener éxito y van a funcionar, porque se van a mover bien afuera, pero así no se puede construir una base sustentable para el cine chileno en general, osea esas productoras que te hablo deben ser el 5% de todas a nivel nacional. Pasa por una cuota de pantalla dentro de la institucionalidad cinematográfica”.

¿Me podría explicar lo que es una cuota de pantalla?

-“La cuota de pantalla es que cada cine tiene que tener un porcentaje de exhibición, tanto en la televisión como en las salas de cine“.

Hablé con Cineteca y me contaron de su misión por preservar y difundir las películas chicas ya que no pueden competir contra las carteleras grandes…

-“Lógico. Todas las películas de mi padre, que fue un cineasta importante en este país, Patricio Kaulen, están en la Cineteca. Están los archivos, la Cineteca tiene que pedir permiso para usarlos, ya que existen derechos sobre ese contenido, la Cineteca ha hecho un gran trabajo en ese sentido. Ahora, con respecto a la exhibición, la Cineteca tiene un calendario de exhibición propio, donde están las películas de todos los tiempos en Chile. Allí están los estrenos nacionales que no tienen cabida en otros lugares y también se coordinan con estrenos de películas chilenas que sí tienen cabida en los circuitos internacionales. Es muy flexible el asunto porque al no existir cuota de pantalla, los chilenos no pueden acceder a esa programación y la cuota de pantalla tiene que ser con una media. En Argentina hay cuota de pantalla, viernes, sábado y domingo. Si están por sobre la media de los cines, están obligados a seguir con una película de su país al día siguiente”.

Usted me dijo que el Rol del Banco Estado no era lo más relevante.

-“Como actitud siempre fue importante, apoyar todo lo que es la comercialización del cine nacional, en todas las etapas. Pero en términos de plata, es una miseria lo que aportan. Le dan 20 millones de pesos a una película para que se difunda en Europa. En Estados Unidos, la película más “mierda“ le dan siete millones de dólares solamente para organizar su difusión. Piensa solamente cuanto cuesta una pauta en publicidad de cine. No quiero que digas que no es relevante porque se van a sentir mucho. Pero es una cantidad menor para lo que se necesita en esa área”.

¿Cree que eso va relacionado directamente con que el cine chileno logre un auge?

-“El cine chileno va andar más en auge, como el argentino, cuando exista una cuota de pantalla. No hay otro camino, porque tenemos que poder por lo menos pagar los costos de la producción, acá adentro. Para eso necesitamos cuota de pantalla”.

¿Y debería ser el Estado el encargado de regular eso?

-“Debería haber una ley. La primera ley que se presentó al congreso fue la ley de cine en el año 58. Después de ahí han habido sucesivos trabajos todos por pretender crear una institucionalidad cinematográfica. Un instituto nacional de cinematografía, cuota de pantallas, y no ha pasado . Porque en ese país, los artistas somos los cómicos de la legua. No se toman en serio, porque este país no entiende el lenguaje del arte. Porque en este país hasta hace poco, cuando te hablaban del espíritu, iban y se golpeaban el pecho en la misa el domingo. El arte le habla al espíritu, al alma de las personas”.

IMG_3223

¿Cuál es el futuro de los cineastas chilenos?

-“Es un camino precario. Ahora, yo tengo 65 años, en los años 80 éramos 20, 30. Ahora somos 600 los que se dedican a esto, pero no alcanza a funcionar. El sistema de exhibición mundial está cooptado por las mayors. Las grandes compañías, la Motion Picture Association, en la década del 60, venía una película chilena que quería participar en California. El exhibidor decía “Sí, tengo 20 salas disponibles, vamos a estrenarla tal fecha“. Luego venían las mayors y decían: “No, porque no hay fechas disponibles. Viene Disney y tengo mi estreno al mismo tiempo entonces tengo que sacar tus fechas“. En otros países, la Motion Picture Association funcionó como cartel único en definitiva,“o estrenas lo mío, o yo retiro lo que tengo y te dejo sin negocio de cine“.

¿Entonces deberían los estudiantes proyectarse en el extranjero?

-“No. Primero acá. Muchas de las películas se presentan primero en festivales de cine afuera donde les va muy bien, y después llegan acá, pero como no hay una exhibición en salas comerciales, no pasa. Claro a lo mejor con las primeras 30 películas va a pasar que van a estar una semana y la media no la van a cumplir y la van a sacar antes. Pero se va a ir creando audiencia, otra cosa importante, pero las audiencias no las puedes crear en las salas de la Cineteca solamente, tienes que crearlo masivamente para lograr el impacto deseado”.

Si deseas escuchar la entrevista completa:

Relacionado