Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

¿Conoces las nuevas tendencias en capital humano del 2019?

La clave para atraer al mejor talento es fomentar una cultura organizacional que valore la iniciativa personal, promueva el desarrollo profesional y fomente un equilibrio entre la vida personal y laboral. Una buena motivación y formación de equipos genera una mayor productividad empresarial para unos trabajadores que, así, se sienten más estimulados con las labores que desempeñan. En este aspecto, la identificación de las capacidades de cada empleado es esencial para asignarle tareas idóneas de cara tanto al protagonismo individual como el colectivo.

¿Cuáles son las tendencias en capital humano para mejorar el talento profesional?

En primer lugar, hay que diagnosticar las capacidades de cada empleado, analizando, además, el trabajo en conjunto para lograr los objetivos estratégicos de la empresa.  La motivación está más relacionado muchas veces con la satisfacción personal que con la remuneración económica. Es importante ofrecer una serie de incentivos que incluyan oportunidades de desarrollo, aprendizaje y crecimiento dentro de una empresa, así como beneficios que ayuden a equilibrar la vida laboral y personal del empleado.

Una técnica muy útil para el desarrollo del capital humano es el employer experience. Con i internet, el employer experience se ha expandido entre las grandes compañías. Los empleados no tienen la misma manera de trabajar que años atrás. Actualmente, lo que esperan es vivir experiencias mientras trabajan, que les hagan crecer tanto profesional como personalmente y disfrutar de lo que hacen. Por ello, estar conectados a través de distintos dispositivos, aplicaciones móviles, redes sociales, además de crear iniciativas que garanticen un buen ambiente laboral, generan un buen employer experience y aumenta la productividad empresarial.

Por otro lado, otra técnica a tener en cuenta es el endomarketing, es decir, realizar campañas y estrategias de marketing, no solo enfocadas en el cliente, sino también en el compromiso y las preferencias de los empleados. Para ello, es esencial utilizar una gestión performance management, ya que permite a los empleados trabajar con sistemas tecnológicos mucho más fáciles de usar, más ágiles y basados en datos, diseñados para trabajar en equipos. Así, los empleados mejoran sus proyectos y equipos, además de garantizar su desarrollo profesional y personal.

De esta forma, estas tendencias que manejan las áreas de Recursos Humanos gestionan de manera más efectiva el capital humano de la empresa. Así, los empleados aumentan su sentido de pertenencia a la institución, unifican y personalizan sus equipos, al tiempo que crean un mejor ambiente laboral.

Relacionado