Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Complementos que no pueden faltar en tu conjunto de ballet

El maillot de ballet pero también el tutú son los dos elementos fundamentales, sobre todo para las actuaciones. A la hora de ensayar se suelen emplear prendas más básicas y sobre todo cómodas. Hemos hablado en varias ocasiones de las zapatillas de ballet, otro indispensable. Hoy nos centramos en otro tipo de complementos.

Medias: Se recomienda no ponérselas a las niñas hasta los 11 o 12 años para que el profesor pueda percibir claramente sus movimientos y corregirlos. Las medias, de tejido elástico, suelen tener colores claros como salmón o blanco y pueden ser enteras o convertibles.

Faldas de ballet: Se trata de falditas sueltas, no cosidas al maillot, generalmente de gasa o microtul que suelen combinarse con el body. Tienen diferentes formas (cruzadas, rectas, modo pareo) y largos.

Diademas y moñas: Son complementos que sirven para sujetar el pelo y que no moleste ni se meta en la cara de la bailarina. Se suelen utilizar en los ensayos ya que en las actuaciones los moños están muy bien sujetos y el pelo totalmente controlado con productos que fijan el cabello.

Calentadores: Aunque los primeros que nos vienen a la mente son los calentadores de tobillos, también los hay más largos, que cubren hasta los muslos, o bien calentadores de brazos. En los ensayos, para no pasar frío se utilizan chaquetillas y pantalones de lana (cortos o largos). Incluso monos enteros de este material, muy cómodos para los meses de invierno.

Cinturones: Confeccionamos cinturones para combinar con los maillots, con el mismo o distinto tejido. Es un elemento estético que da un toque especial al conjunto.

Relacionado