Moda, Tendencias, Estilos. Compras y experiencias en la red

Cómo Twitch está cambiando nuestra forma de consumir entretenimiento (y ahora, moda)

Soy una persona incapaz de trabajar en silencio. Cuando me pongo con algo, suelo tener mi tablet al lado reproduciendo vídeos de YouTube con el volumen bajo. Me gusta el murmullo de fondo, hace que me sienta de cierta forma acompañada y me ofrece un momento de evasión si necesito descansar. Me recuerda a las tardes de biblioteca con amigos en las que te tirabas trocitos de goma y cuchicheabas pero, paradójicamente, el estudio te cundía más que en casa. Por eso me gusta tanto Twitch: es como volver a tener a ese compañero/a de mesa que te hacía más llevadero el día.

Desde que la nueva normalidad impulsara el teletrabajo y las clases online, esta plataforma empezó a despuntar por encima del resto de servicios de streaming y redes sociales que ahora se usan de manera intensiva. Había conciertos, emisiones en directo de personas que tenían mucho y muy interesante que contar, presentaciones y, por supuesto, partidas de videojuegos. Y es que, a pesar de que nació como un punto de encuentro para los gamers, en los últimos tres años la cantidad de contenido de otras temáticas se ha cuadruplicado. Hay canales en los que se pueden encontrar recetas en directo, sesiones de música electrónica o de ASMR y hasta talk shows sobre política.

Para gustos, canales de Twitch. Fuente: blog.twitch.tv.

Hasta ahora, es un lugar poco o nada conocido para quienes no formen parte de la generación Z, pero su evolución apunta a que está ganando terreno en el sector del entretenimiento e, incluso, en el de la moda. Burberry fue una de las primeras marcas en colaborar con Twitch al retransmitir el desfile de su colección primavera/verano 2021, contando además con anfitriones como Erykah Badu, Rosalía, Steve Lacy y Bella Hadid para comentar el show en directo con los espectadores.

Pero se puede ir más allá. Con su poder de congregación de usuarios en este tipo de plataformas, los vídeos en directo se perfilan también como una nueva alternativa para diversificar la experiencia de compra. El ejemplo pionero en España es el de laagam, que recientemente ha empezado a incorporar el livestream shopping o compras en streaming a su estrategia. Cada miércoles su cofundadora, Inés Arroyo, muestra en su canal los nuevos lanzamientos de la marca, que se pueden adquirir in situ sin necesidad de salir del directo. ¿El resultado? “El mejor día de ventas desde que empezó el Covid”, según Diego Arroyo, otro de sus cofundadores:

Las cifras no hacen sino que demostrar el interés de la audiencia por ver reseñas en vídeo que les ayuden en la decisión de compra o a descubrir nuevos productos. Pero, sobre todo, parecen dejar ver una necesidad cada vez mayor de conocer de manera más cercana a las marcas y conectar con ellas, tarea que nunca ha resultado tan fácil ahora que el streaming ha llegado para quedarse. Ya lo dice Doug Scott, Chief Marketing Officer de Twitch: hay sitio para las ventas en su plataforma, y ellos ya están preparados para dar el siguiente paso.

Relacionado